“De Veracruz para acá”

Mi familia, mi niñez, mi origen, mis tradiciones, muchos de mis más bonitos recuerdos. Todo eso y más significa para mí Veracruz. Me compartieron estas décimas que me descubren lo metido que traigo en mi vida el aroma a café recién hecho, tierra mojada, fertilidad desbordada, ríos felices, nubes cerradas y corazones cálidos, sonrisas fandangueras e historias de tristezas, retos, trabajo y superación continua.

“De Veracruz para acá” es esta obra de Joel Pineda que escucharán a continuación, muestra de la destreza decimera para describir con amor y mucho oficio la belleza del estado.

¡Viva Veracruz! ¡Viva la vida! ¡Viva la paz!

Ora et labora…

¿Que por qué trabajo tanto?

Aquí va una de las razones: la casa de mis sueños. Con un árbol grande, blanca, con tejas, balcones y bugambilias, acogedora, con un jardín pequeño.  Espero que sus dueños sepan que tienen una casa que para mí es taaaan bonita que su sola imagen hace menos pesados mis desvelos.

La casa de mis sueños

Xalapita la bella

Será porque mi familia es xalapeña, porque desde niños esperamos con ansia las vacaciones para ir a disfrutar del verde veracruzano que oxigena hasta la última neurona o porque cada vez que vamos nos tiene una grata sorpresa. El caso es que nos declaramos como “jarochilangos de corazón”, como diría Opus.

Para quien no la conoce, Xalapa es una ciudad en la que el espíritu bohemio estudiantil ha dejado una huella imborrable, con infinidad de eventos culturales, profundas tradiciones llenas de color y música, además de incontables delicias gastronómicas (cómo no recordar el mole de Xico, los tamales de mi Abuelita, el café de Coatepec, la pulpa de mamey de Plan del Río, los camarones de Carrizal y un largo etcétera que no escribo aquí porque este paréntesis se está haciendo bastante largo y el recuerdo casi me hace salir corriendo a tomar el primer autobús que vaya para allá). ¿Y el clima? De lo mejor… En un solo día uno puede disfrutar de sol radiante por la mañana, algún chubasco por la tarde y chipi-chipi en la madrugada.

Todo esto viene a cuento porque el día de hoy tuve la suerte de encontrar un blog con información indispensable para quien quiera conocer a Xalapa en todo su esplendor. Se llama Diez Pesitos y allí se difunden de manera muy generosa las próximas actividades culturales, ecológicas y autosustentables que se llevan a cabo en Xalapa, que además de muy enriquecedores son bastante accesibles. Entre otros interesantes hallazgos, leí una nota sobre la emisión de un Directorio Verde de empresas/organizaciones ecológicas xalapeñas que puede ser de gran ayuda, por ejemplo, para quien planea vacaciones ecoturísticas con diversión, contacto con la naturaleza y apoyo a la economía de alguna comunidad veracruzana.

¡¡¡Enhorabuena para Diez Pesitos!!!