¿Quién habla en nombre de la tierra?

Estamos frente a uno de los mayores retos de la humanidad: la supervivencia de la vida en nuestro planeta está en peligro y -a estas alturas- la solución depende del sentido común y participación de toda la especie humana para cambiar paradigmas ancestrales. El verdadero poder para la humanidad no debería más radicar más en quién tiene el armamento más poderoso, tiene más dinero o cuenta con los yacimientos de petróleo o coltán más ricos, sino de cómo podemos -como humanidad conjunta- revertir la tendencia de deterioro alarmante de nuestro equilibrio ecológico que afectará definitivamente a toda la vida terrestre.

¿Es que con tantísimas telecomunicaciones y sondas espaciales aún no caemos en cuenta que todos (humanos, animales, plantas) compartimos el mismo planeta y necesitamos de todos para lograr un proyecto de vida viable?

Dejo con ustedes la opinión de Sagan, que a pesar haber sido compartida hace años no deja de ser sólida base para la reflexión y acción en consecuencia. En verdad, amerita su tiempo.

,

¡Cuida el agua!