¿Que queeeé?

Ayer, después de ver una película en donde aparecía una bebé, mi hijo de 3 años declaró:

“Tengo una gran idea: Como bien mis espinacas, crezco grande como Papá y tengo un bebé”.

¡Alarmaaa! ¡Alarmaaa!

Tengo que hacer énfasis en lo maravilloso que es estudiar, viajar y disfrutar plenamente la vida independiente antes de tener obligaciones mayores.


big brother’s approval by ~geek on deviantART

Días intensos

Entre las visitas al doctor, los proyectos atrasados, las noticias del país y los planes para el futuro, el término de enero me está tomando por sorpesa. Gracias a Dios por la música, que si no, ya estaría tirando la toalla.

<a href="http://video.mx.msn.com/?mkt=es-mx&#038;vid=fdbb7ed3-a323-40d0-b6fe-cbd392346970&#038;from=es-mx&#038;fg=dest" target="_new" title="Bebé intenso">Video: Bebé intenso</a>

¿Tan pronto Navidad?

Siempre me pasa. Cada año estoy inmersa en tantos proyectos que es justo en estos días cuando me doy cuenta que estamos a un suspiro del fin de año y siempre me prometo que el próximo me daré tiempo -al menos- para hornear galletas con mi hijo y sus amigos. Esta ocasión sí voy a cumplirlo.

Ora et labora…

¿Que por qué trabajo tanto?

Aquí va una de las razones: la casa de mis sueños. Con un árbol grande, blanca, con tejas, balcones y bugambilias, acogedora, con un jardín pequeño.  Espero que sus dueños sepan que tienen una casa que para mí es taaaan bonita que su sola imagen hace menos pesados mis desvelos.

La casa de mis sueños