Que mis manos trabajen la paz…

Todos somos migrantes, de alguna u otra manera. Por esto, “Nada particular” es una canción para todos.

Vuelo herido y no se adónde ir
Con la rabia cansada de andar
Me han pedido que olvide todo
En fin nada particular

Una vida y volver a empezar
No te pido una patria fugaz
Dignamente un abrazo
En fin nada particular

Canta y vuela libre
Como canta la paloma
Canta y vuela libre
Como canta la paloma

Dame una isla en el medio del mar
Llámala libertad
Canta fuerte hermano
Dime que el viento, no, no la hundirá

Que mi historia no traiga dolor
Que mis manos trabajen la paz
Que si muero me mates de amor
Nada particular

Canta y vuela libre
Como canta la paloma, nada particular
Canta y vuela libre
Como canta la paloma, nada particular

Canta y vuela libre
Como canta la paloma, nada particular
Canta y vuela libre
Como canta la paloma

Dame una isla en el medio del mar
Llámala libertad
Canta fuerte hermano
Dime que el viento, no, no la hundirá
Llámala libertad
Canta fuerte hermano

Autores:
SIMON TOULSON-CLARKE, MIGUEL BOSE

Un mundo sin maestros

¿Te imaginas cómo sería un mundo sin maestros? ¿Qué sería tu vida sin maestros? ¿Recuerdas cómo cambió tu vida tu mejor maestro?

¡Ahhh! ¡El amor!

¿Cuál fue más humano?

¡Tan vigente!

El cuidado de lo invisible: Humanización de los Cuidados Intensivos

Encontré gracias al maravilloso Blog Dra. Ibone Olza esta charla TED, a cargo del Dr. Intensivista Gabriel Heras. Me ha hecho tanto sentido que los invito a escucharla y a reflexionar sobre ella.

Es fundamental regresar a lo básico: somos humanos y -como tales- necesitamos sentirnos amados y respetados, aún (y principalmente) en condiciones críticas como urgencias médicas en donde la incertidumbre y angustia priva.

Nosotros hemos sido muy afortunados al encontrar seres maravillosos en los hospitales; que Dios los bendiga por no subir a pedestales fríos e inalcanzables, sino asumirse como profesionales que hacen uso de la ciencia, experiencia y vocación, mostrando el espíritu de solidaridad humana, tan necesario en condiciones límite. Sé que debe ser esta una labor agotadora intelectual, física y emocionalmente; por ello va todo nuestro reconocimiento y cariño.

Y bueno, también hemos topado con prestadores de servicio a la salud sin amor a su profesión, que ven a los pacientes como cosas inertes e inútiles. Pienso que al final de la historia, sobre sus hombros pesa una dura carga: dedicar toda una vida a un trabajo que no aman, perdiendo la oportunidad de ser entrañablemente inolvidables en la vida de cada uno de sus pacientes.

Organización civil

Autogestión

Recuerdo aquel lejano día día en que la concentración de personas en el zócalo en el Distrito Federal era inmensa. Tanta, que al terminar el evento temí por que la gente al querer irse rápidamente colapsara las estrechas callecitas y se diera algún tipo de accidente por avalancha humana.

Ante la ausencia de autoridades, de pronto un joven de unos 20 años se subió a una de las columnas en la esquina de la calle principal y empezó a organizar al contingente de una manera muy sencilla y efectiva: inició el conteo en voz alta hasta el número 15 para que las personas que llegaban por la derecha pudieran pasar, mientras que los que se aglutinaban a la izquierda esperaban; al instante, quienes allí estábamos comprendimos la mecánica y acto seguido él y la multitud contaron nuevamente hasta 15, pero ahora para permitir a quienes llegaban por la izquierda pudieran salir sin problemas.

El procedimiento se repitió hasta que la plaza estaba completamente vacía. Ese día, gracias a un joven propositivo y preocupado por la comunidad conocí la maravillosa, espontánea y sencilla autogestión.

Consejos…

Y tu… ¿qué consejo darías a alguien más joven que tú?

Sobre el consumo…

Ayer escuché una parte que me encantó:

“Liverpool no es parte de mí, Telcel no es mi amigo y Sears no me entiende.”

Y sí, eso de agregarle atributos de felicidad humana a entes de venta es una trampa en la que caen muchos humanos deseosos de un ápice de alegría que -tristemente- se desvanece al poco tiempo de ser consumada la compra. Y es que las experiencias, recuerdos, alegrías mejores de la vida no se compran.

Canción Consumo
Luis Eduardo Aute

Rezan las leyes básicas
De una curiosa ética
Que el hombre es una máquina
Consumidora intrépida
Compre electrodomésticos
Dicen los nuevos místicos
Es el gran signo de éxito
Del “homo sapientísimo”

Producto, consumo
Éste es el triste tema de esta canción
Canción, canción, consumo
Éste es el triste tema de esta canción

Queda un último término
Lo del salario mínimo
Con el madrid-atlético
Y el juego quinielístico
La corrida benéfica
Hoy televisan íntegra
Es la moderna técnica
De crear alienígenas

Este mensaje estúpido
Tan saturado en tópicos
Hay que venderlo al público
Como un jabón biológico
Así dispone el código
Mafioso-discográfico
Y así se explota al prójimo
Prójimo y primo práctico

Adiós, querido Galeano

Hoy la mañana fue hermosa. Los pájaros del parque vecino despertaron especialmente contentos. Probablemente ellos sabían ya que el espíritu de Galeano volaría libre de los años y pleno en la luz.

Nosotros, quienes apenas tratamos de hacer crecer nuestras alas lo echaremos mucho de menos… el mundo necesita más que nunca humanos incluyentes, amantes de sus prójimos, con alegría por vivir.

Aquí un pedacito de Galeano:

El derecho al delirio

Y en este mundo de cabeza… ¿por qué no deliramos por un ratito?

“Taare Zameen Par” (Estrellas en la tierra)

¿Qué tiene en común un niño de 8 años, los sistemas rígidos escolares, las letras bailarinas y la vocación de un maestro?

Bueno, pues para descubrirlo les recomendamos ver la película “Taare Zameen Par” (Estrellas en la tierra), película de la India selección oficial de la India para los Premios Óscar de 2007.

Esta historia se centra en la necesidad de comprender que todos los niños son distintos y maravillosos. Que este mundo está inmerso en una eterna carrera competitiva continua, provocando que –en su vorágine- la verdadera belleza pase inadvertida a nuestros ojos. Es una historia larguita (2h 39min), pero –en lo personal- nos ha encantado.

Cuando la vimos, recordamos a todos los maestros que en realidad dejaron huella profunda en nuestra vida y descubrimos que fueron los que en enseñaban con alegría, vocación, compromiso, con el genuino fin de enriquecer el espíritu del ser humano que tenían frente a sí; encontramos maestros verdaderos en nuestros padres, profesores, amigos, vecinos, medios públicos (como @Radiombligo y @Radioeducacion) o simplemente aquellas personas con que cruzamos alguna vez y dejaron alguna enseñanza profunda en nuestra vida.

¡Un hermoso recuerdo para los humanos que -aún sin saberlo- van por la vida enseñando amorosamente a sus semejantes!

Validación

Dedicada a personas como mi mamá, mi hermana, mi vecina, mi cuñado a quienes -no importa lo que pase- hacen brillar para todos la luz de optimismo, joya invaluable en nuestros días.

Lo más importante, sólo lo ve el corazón…

Mankind is no island

Este sábado les propongo este video que me encontré. Simple, contundente y -desde mi punto de vista- cierto.