Mi niñez

Va esta canción para todos los que añoramos aquellos años en que nuestra única preocupación era que la cometa no se cayera, que durara lo más nuestro color dorado, que la mamá tardara en llamarnos a casa cuando jugábamos con los amigos, que nos alcanzara el ahorro para comprar un juguete, que encontráramos algún valioso objeto perdido en nuestra misión a la jungla, el espacio, o el mar dentro de la misma calle, que no se nos perdiera el peso atesorado en la bolsita o que la Mamá nos hiciera el postre preferido como sorpresa, que el Papá escuchara nuestras aventuras de la escuela.

Soy afortunada. Mi niñez ha sido muy feliz y la llevo en mi corazón como un hermoso lugar para descansar y calentar mi ánimo, como talismán que me protege de la desesperanza.

Sobre el consumo…

Ayer escuché una parte que me encantó:

“Liverpool no es parte de mí, Telcel no es mi amigo y Sears no me entiende.”

Y sí, eso de agregarle atributos de felicidad humana a entes de venta es una trampa en la que caen muchos humanos deseosos de un ápice de alegría que -tristemente- se desvanece al poco tiempo de ser consumada la compra. Y es que las experiencias, recuerdos, alegrías mejores de la vida no se compran.

Canción Consumo
Luis Eduardo Aute

Rezan las leyes básicas
De una curiosa ética
Que el hombre es una máquina
Consumidora intrépida
Compre electrodomésticos
Dicen los nuevos místicos
Es el gran signo de éxito
Del “homo sapientísimo”

Producto, consumo
Éste es el triste tema de esta canción
Canción, canción, consumo
Éste es el triste tema de esta canción

Queda un último término
Lo del salario mínimo
Con el madrid-atlético
Y el juego quinielístico
La corrida benéfica
Hoy televisan íntegra
Es la moderna técnica
De crear alienígenas

Este mensaje estúpido
Tan saturado en tópicos
Hay que venderlo al público
Como un jabón biológico
Así dispone el código
Mafioso-discográfico
Y así se explota al prójimo
Prójimo y primo práctico

Nina Simone: “I Wish I Knew How It Would Feel To Be Free”

Esta es una de mis canciones preferidas; su título en español sería algo así como “Desearía saber qué se siente ser libre”.

Tiene una frase que me engancha y creo que su aplicación sería la gran diferencia para hallar la paz interior; bueno, al menos a mí me han ayudado, principalmente cuando trato de comprender a alguien y se me hace muy muy difícil.

La línea dice: “I wish you could know what it means to be me” (desearía que pudieras saber lo que significa ser yo).  Y allí es cuando el panorama se me aclara. Para comprender por qué la gente decide/piensa/actúa como lo hace, es necesario tratar de imaginar qué significa ser ellos. Es como mirar el escenario desde dentro de cada actor, conociendo sus experiencias, limitaciones, alegrías, antecedentes, temores, aspiraciones.

Considerando estos puntos, la opinión sobre cada caso necesariamente se suaviza porque trata de comprender, no de juzgar. Y esto es la maravilla: si nos esforzáramos en ejercer la compasión en lugar del juicio, seguramente nuestro mundo sería un lugar mucho mejor para vivir (para todos).

La letra completa queda aquí, por si a alguien le interesa:

I wish I knew how
It would feel to be free
I wish that I could break
All the chains holding me
I wish I could say
All the things that I’d should say
Say ’em loud say ’em clear
For the whole round world to hear
I wish I could share
All the love that’s in my heart
Remove all the bars
It keeps us apart
I wish you could know
What it means to be me
Then you’d see and agree
That every man should be free

I wish I could give
All I’m longin’ to give
I wish I could live
Like I’m longin’ to live
I wish I could do
All the things that I can do do
And though I’m way over due
I’d be starting a new

Well I wish I could be
Like a bird in the sky
How sweet it would be
If I found out I could fly
And I’d sore to the sun