Todos los niños nacen siendo genios, pero la sociedad aplasta la genialidad

Encontré esta entrevista que es imperdible del gran científico Michio Kaku sobre la genialidad innata de los humanitos, misma que la sociedad elimina a base de forzarlos en la educación “estándar”.

La Educación Prohibida

Hace unos meses encontré este documental. Me parece que no tiene desperdicio y ha sido para mí un motivo para cuestionarme profundamente el tipo de educación que estamos propiciando para nuestro hijo. Por favor, véanlo, compártanlo, disfrútenlo y (si así les parece bien) ¡aplíquenlo!

Sin duda alguna, la humanidad futura se los agradecerá.

“Taare Zameen Par” (Estrellas en la tierra)

¿Qué tiene en común un niño de 8 años, los sistemas rígidos escolares, las letras bailarinas y la vocación de un maestro?

Bueno, pues para descubrirlo les recomendamos ver la película “Taare Zameen Par” (Estrellas en la tierra), película de la India selección oficial de la India para los Premios Óscar de 2007.

Esta historia se centra en la necesidad de comprender que todos los niños son distintos y maravillosos. Que este mundo está inmerso en una eterna carrera competitiva continua, provocando que –en su vorágine- la verdadera belleza pase inadvertida a nuestros ojos. Es una historia larguita (2h 39min), pero –en lo personal- nos ha encantado.

Cuando la vimos, recordamos a todos los maestros que en realidad dejaron huella profunda en nuestra vida y descubrimos que fueron los que en enseñaban con alegría, vocación, compromiso, con el genuino fin de enriquecer el espíritu del ser humano que tenían frente a sí; encontramos maestros verdaderos en nuestros padres, profesores, amigos, vecinos, medios públicos (como @Radiombligo y @Radioeducacion) o simplemente aquellas personas con que cruzamos alguna vez y dejaron alguna enseñanza profunda en nuestra vida.

¡Un hermoso recuerdo para los humanos que -aún sin saberlo- van por la vida enseñando amorosamente a sus semejantes!

Debajo de mi Cama – Radio Educación

Hoy me tocó trabajar de madrugada. Son estos los momentos que aprovecho para conocer nuevos programas de radio (a la carta) y he tenido la suerte de encontrar la serie “Debajo de mi cama”, de Radio Educación y la SEP.

Son programas dirigidos a niños y niñas con un estilo muy claro y ameno que facilita enormemente su identificación con temas de mucha importancia, como la igualdad de género, el miedo, resolución de conflictos, la burla, la comida chatarra y muchos más.

Aprecio especialmente la posibilidad de descargar los episodios para uso personal y sin fines de lucro. Esta situación es de gran ventaja para poder escuchar los capítulos a cualquier hora con los pequeñitos mientras vamos en el tráfico, preparamos la comida o hacemos algún trabajo en conjunto.

Los animo a escuchar la serie. Está a un clic de distancia y su contenido de calidad dará tema de plática sabroso (y nutritivo) a la familia: Serie radiofónica “Debajo de mi cama”.

Una vez más, ¡gracias @RadioEducacion!

Idea original de la serie y coordinación general:
Alfonso Herrera Peña

Asesoría pedagógica:
María Eugenia Luna Elizarrarás

Coordinación del proyecto:
Carlos Herrera Román y Germán García Guerrero

Voz de Nicolás:
Miguel Conde

Voces de niños:
Niños y niñas de escuelas preescolares y primarias.

En los zapatos del otro

Hablar sobre la violencia en México resulta siempre difícil porque -aunque sea inconscientemente- gran parte de la población ha desarrollado -por miedo quizá- una barrera ante la noticia de miles de casos terribles que ocurren en nuestro país a gente inocente. Tristemente es más fácil sentir que a quienes les ocurrió la desgracia son personas imaginarias, inexistentes sólo porque no cruzaron su camino con el nuestro. Hay quienes prefieren reducir el problema a un simple dato estadístico, lo que es más difícil porque 60, 80 o 100 mil muertes (según diferentes conteos) no pueden ocultarse “bajo la alfombra nomás” o aquellos sin entrañas que desearían que nadie alzara la voz para no espantar a esos siempre “huidizos” capitales extranjeros, a pesar de que callar significa perpetuar el ciclo violento.

Y comprendo por qué lo hacen así: ver este problema desde el punto humano implica comprometernos para parar esta escalada de deterioro social.

Pues este no será el caso.

Hay gente, como tú o como yo, cuya única desgracia fue estar en el lugar y momento equivocados y fueron víctimas… no sólo truncaron su vida con angustia, soledad, dolor, sino que -por cada uno de los asesinados (sí, suena fuerte, pero “esa” es la palabra precisa) muere una familia. Padres que no volverán a recibir una llamada o un abrazo de sus hijos, niños que no oirán ni sentirán jamás el calor de sus padres; hermanos que dejaron inconclusas entrañables historias y prometedores futuros; primos que ya no compartirán tardes de juego y amigos que no volverán.

Te felicito por llegar aquí. La gran mayoría habrá desertado a este punto, porque ¿para qué interesarse en tragedias que no son de uno?

Y justo ese es el caso: Cada una de las muertes sinrazón ES TRAGEDIA NUESTRA. Porque aquí vivimos, porque este es nuestro México, porque si no hacemos nada por pararla tarde o temprano llegará a nuestra familia, porque -si no ponemos un alto como comunidad- el deterioro social estará presente en cada uno de los aspectos en que se desarrollen nuestros hijos a futuro, porque no merecemos vivir con miedo y porque nadie va a parar esta sinrazón de manera pacífica y organizada si no lo hacemos nosotros. Escuché hace poco a alguien que decía que no podía hacer nada al respecto, porque no era político ni dirigente… y esa es justamente la paradoja…

¿Y cómo lo haremos?

Desde donde empieza toda sociedad: por la familia misma.

La paz, esa escurridiza meta.
Muchos dicen que la paz no es el estado natural del hombre y que a lo largo de la historia siempre existió la violencia.  Y -pregunto- penar así ¿nos hace mejores? ¿tenemos entonces que conformarnos con vivir en la violencia? Pues la paz cuesta trabajo y -obvio- tenemos que aplicarnos todos. Empieza con actos tan pequeños como no dejar pasar actos violentos como algo normal, cuidar el lenguaje en la casa, apoyar a los demás y fomentar la empatía en los pequeños.  Creo que -aunque haya sido práctica antigua- no esta bien regalar a los niños juguetes bélicos ni permitir que vean películas con contenido violento. ¿Por qué dejarlos viendo cómo se aniquilan unos contra otros (aunque sean los malos) en lugar de exigir como consumidor de productos visuales contenido de mayor calidad, con mayor exigencia de recursos intelectuales al televidente? Sí, sé que en muchísimos hogares mexicanos la TV ha pasado a ser la siniestra cuidadora de los niños porque ambos padres trabajan pero aún así ¿cómo esperar niños que den prioridad a opciones pacíficas si se les adoctrina todo el día con salidas fáciles, violentas, ilógicas, que perpetúan el consumismo ante todo para sentirse “realizados” como personas?

La verdad
La verdad puede ser fría, dura, trise, pero es la verdad y hay que vivirla. ¿Cómo exigir cuentas claras a nuestros hijos, parejas, jefes, padres, si no se dan al 100% por nuestra parte?

La honestidad
¿Que te pasaste el alto? Pide la multa y no caigas en la corrupción. ¿Que llegaste tarde?Pide disculpas SIN EXCUSA ALGUNA y haz un compromiso genuino personal con la administración de tu tiempo para cumplir los compromisos.

Claro, es difícil.

Para saber más:

“Papá/Mamá: Tu no lo sabes, pero te estoy viendo”

Como decía Gustav Mahler: “No hay más que una educación, y es el ejemplo”. Así que vamos a enfrentar el reto diario con mucho amor, entusiasmo y compromiso, pues será -al final de cuentas- lo que único perdurable que heredemos a nuestros hijos.

La vida se abre paso a través de los niños

Encontré este mensaje. Me pareció muy útil y haré toooodo lo posible por reprimir mis enormes ímpetus de hablar para explicarle a mi hijo, dejando que descubra mucho de lo que le rodea. Y vaya que lo primero es muy difícil.

Para nuestros hijos

Mi Papá recibió este mensaje y lo compartió con nosotros; no sabemos la autoría pero si a futuro la descubrimos la incluiré con gusto.

El contenido me pareció muy bueno y por eso lo comparto ahora con ustedes:

Hace unos siglos un famoso pensador griego dijo: ‘Lo único permanente es que vivimos en mundo de cambios’ ¿Qué paradoja verdad? El mundo que nos ha tocado vivir es uno en que todo cambia a una velocidad que difícilmente podemos alcanzar. Las formas de comprar, producir, organizarnos para lograr el éxito, distribuir, promocionar y vender están cambiando permanentemente y cada vez a una velocidad mayor. Probablemente la respuesta principal a tanto cambio sea el impresionante avance de la tecnología, especialmente en dos actividades: la informática y las telecomunicaciones.

Pero ¿cómo preparar a nuestros hijos para que puedan ser mejores ciudadanos del mundo?

Debemos preparar a nuestros hijos para el mundo del futuro, no el mundo de nuestros padres ni el nuestro. En este mundo actual lo determinante para triunfar será el carácter, no exactamente el conocimiento, como muchos pudiéramos creer. Tener temple, salir de fracasos adecuadamente, hacer de los fracasos un desafío y no una tragedia…; Para los trabajadores independientes será un auto requisito.

Un hijo forjará carácter si percibe claramente la autoridad de los padres . Con presencia de autoridad los niños y jóvenes a su vez actuarán con autoridad para resolver sus problemas; actuarán por determinaciones. Sin presencia de autoridad nuestros hijos serán débiles de carácter y actuarán por impulsos con los consecuentes problemas de adaptación. ¿Exceso de autoridad? Siempre será mejor exceso que falta de autoridad. El límite de autoridad lo pone la siguiente regla: ‘La autoridad no debe humillar’. Básicamente lo que es el niño o el joven hoy será el adulto del mañana. Hay que mirar al hijo como un adulto potencial.

¿Queremos que nuestros hijos no sufran? Entonces hay que prepararlos para enfrentar el sufrimiento. No podemos estarle evitando todo el tiempo todo posible sufrimiento ¿si no cuándo aprenderá? Debe comprender la muerte, los problemas de la vida, los problemas en el trato de sus congéneres. No debemos resolverles todos los problemas, hay que ayudarlos a que poco a poco los resuelvan ellos mismos. Nadie logra metas exitosas y duraderas sin un poco de sufrimiento.


children of corn by ~izzycold on deviantART

¿Alguien imagina a un campeón de atletismo que no sufra para lograr sus marcas? Eso se aplica a todo tipo de campeón y a todo tipo de actividad. Siempre hay que pensar que, en parte, no queremos que ellos sufran para no sufrir nosotros, pero les hacemos un daño con miras al futuro.

Hay que enseñarles a hacer ESFUERZOS SUPLEMENTARIOS. Que sepan que siempre se puede un poquito más. Recuerda que nadie recoge su cosecha sin sembrar muchas semillas y abonar mucha tierra. Es muy importante enseñarles a carecer , es decir a ‘sentir la falta de’ y arreglárselas por sí mismos. Hay chicos que no juegan su deporte si no tienen zapatillas de ‘marca’. Si no aprendes a carecer no aprendes a arreglártelas. Aunque tengamos para darles el 100%, los chicos deben saber el valor de las cosas. Si no lo hacen de chicos, les será muy difícil de adultos y allí sí que van a sufrir y nosotros también con ellos. ¿Cómo les enseñamos a carecer? ¡ Dándoles un poquito menos de lo que necesitan ! ¡No hay otra manera! Si no ¿cómo sienten la falta de? Así aprenden a apreciar lo que tienen. Aprenden a no ser ingratos.Aprenden a gozar de la vida porque muchas veces se goza en las cosas sencillas. Aprenden a no ser quejosos.

Una excelente escuela para aprender a carecer (sin morir en el intento) es la mesa del hogar, la comida. ¿Qué debemos darles de comer? ¡Lo que nosotros decidamos que es bueno para ellos! Es no sólo por su bien estomacal, sino que es una excelente forma de que aprendan a carecer, que no sean ingratos, que no sean quejosos.’Mami… no me gustan las lentejas’. Si quieren hacerles un bien para la vida, denles las lentejas. Habrá berrinches, no se exalten (autoridad no es gritar), que no coma si no quiere, pero cuando le vuelva el hambre: ¡SORPRESA! … ¡Las lentejas del refrigerador calentadas!


children by ~franciszkaxD on deviantART

Parece increíble, pero si no hacemos este tipo de cosas no se podrá adaptar. La comida es una buena escuela del carecer, pues así no serán quisquillosos en sus relaciones sociales, en el trabajo y en el mundo real. También hay que educarlos en el servicio. Una familia normal es un equipo de trabajo con pocas tareas: tender la cama, limpiar los cuartos, lavar los platos, pintar la casa, etc.Hay que educarlos para que realicen labores de hogar, aunque lo hagan mal al principio . Si no hacen este tipo de servicios luego tendrán problemas.Las escuelas más importantes de liderazgo del mundo enseñan a los jóvenes a carecer, para que sepan y entiendan el mundo y lo puedan liderar.

¿Mesadas? Que sean una cantidad fija, más bien, semanales y algo menos de lo que creen que necesitan. Así aprenden a administrar el dinero. Claro que se deben aceptar excepciones, pero conversadas serenamente. Construyamos hijos luchadores, no debiluchos sobreprotegidos . Que se superen a sí mismos. Que tomen los problemas como desafíos para mejorar. Recuerden que nadie alcanza altura con un solo vuelo.

También hay que ilusionarlos con ideales, metas futuras, sueños para que sean buenos de corazón.


Their eyes look like children by ~MattTownsend on deviantART

Importante también es estar convencidos de que triunfador no equivale a tener ‘dinero o propiedades’, triunfadores son aquellos que son felices con lo que hacen, con su vida. Solamente así podrán hacer felices a otros. Los hijos con carácter templado, conocimiento del carecer, educados en el servicio y plenos de amor e ilusiones serán hijos triunfadores.

Los padres tenemos la gran responsabilidad de criar hijos que transformen nuestro país, en uno donde reine la libertad, la abundancia, la justicia y sobre todo la felicidad.

¿Qué tan cara puede salir “la fregadera esa”?

Hace poco el periódico El Norte , publicó que Los Alumnos Mexicanos habían quedado calificados en Pruebas de Capacidad Académica, en el lugar Num.. 56 (de un total de 63 países), denotando con ello un bajísimo índice de conocimientos, principalmente en Matemáticas e Historia.

Lo que a continuación se narra, sucedió en Monterrey y debería darnos vergüenza: La semana pasada (jue 26-jun-08), llego Un Inspector de la SEP a la Escuela Sec. #20 de la Col. Talleres y le hizo saber al Director de la misma que el motivo de su visita era tomar un reporte de evaluación sobre el conocimiento de los alumnos, principalmente en Historia (que era una de las áreas en las que mas mal habían salido).

El Director lo llevo a uno de los salones de clase y ahí lo presento con el Prof. Pablo Torres. quien era el que impartía dicha materia y le explico el motivo de su visita. Acto seguido y después de hacerle saber al Prof. Torres como se haría la evaluación, le pidió que le proporcionara la lista del grupo. El Inspector, eligió un chico al azar a quien le hizo la siguiente pregunta: “Joven Luis Saenz : ¿Me podrías decir el nombre de la persona que quemo la puerta de la entrada de la Alhóndiga de Granaditas?” El joven bajo la cabeza y después de un rato era notorio que estaba muy nervioso, pues el Inspector noto que estaba sudando.  Le dijo : -‘ bueno si no me puedes decir el nombre, dime al menos su apodo ‘ El joven muy nervios responde : – ‘ la verdad no lo se Sr. Inspector, pero le aseguro, por mi madre santa, que YO NO FUI ‘

En seguida otro joven toma la palabra y dice : ‘ Inspector, yo conozco a Luis desde hace mas de 5 años y es uno se los chicos mas tranquilos de esta colonia, yo le puedo asegurar que EL NO FUE ‘. El Inspector, frunce el seño, y conteniendo el enojo, pues imagina que se trata de una broma, les ordena: – ‘ Por favor salgan ambos y váyanse de inmediato a la dirección, en un momento los alcanzaré y allá hablaremos ‘., así los chicos toman sus cosas y abandonan el salón.

El Profesor Torres interviene y le dice al Inspector : -‘ Sr. Inspector, estoy seguro que ellos no fueron, ambos son muy tranquilos y si no se saben el apodo, ni el nombre del que quemo la puerta de la Alhóndiga, es porque ellos no se juntan con pandillas. Estoy casi seguro que eso más bien lo hicieron los del turno de la tarde.’

El Inspector ya para ese momento no se puede contener y sale hecho una furia hacia la Dirección. Ahí le hace saber al Director que levantara un reporte pidiendo la remoción del Prof. Torres. El Director le dice : _’ Le pido Sr. Inspector que NO haga eso. El Prof., Torres aparte de impartir la materia de Historia , también Imparte : Biología , Civismo y Literatura, nunca falta a clases y ya lleva aquí 14 años trabajando. En esta colonia, no es fácil conseguir maestros, además mire Ud. tenemos el problema del Sindicato, también se nos echarían encima.

Mejor dígame que tan dañada quedo la Puerta por el Incendio y veremos si se puede reparar, y si no pues ya en ultima instancia, hacemos una cooperacha entre maestros y padres de familia y mandamos comprar una puerta nueva para la Alhóndiga. Total : ¿Qué tan cara puede salir la fregadera esa?