No olvides el cinturón

Mensaje sencillo, rotundo y directo. ¿Para qué más?