Aquí y allá

A Pascualín le encanta TV Once Niños. De la nada, empieza a cantar las nuevas cancioncitas como las siguientes. Cuando lo escucho, me ilumina un rayo de sol porque -según mi teoría- un niño que canta nomás porque sí, es un niño feliz.