Recuerdos

Hace varios años ya y aún disfruto el recuerdo…

¡Guardias!

¿Quién no ha sentido alguna vez en su vida inmensas ganas de tener poder?.

Yo recuerdo, por ejemplo, la vez en que por error de un oficial cachetón, sonrosado, sonriente e ineficiente de la embajada de EU no se dió de alta en su sistema que teníamos permiso para cruzar los estados norteños de su país. Justo al cruzar la frontera con Canadá, enmedio de la nada y a media noche nos dejaron guardados en una oficinita burocrática 3 horas, hasta que confirmaron que estábamos allí legalmente.

Eso ocurrió hace ya más de 20 años y todavía me sabe mal.   Que se cuide bien aquel gordito, que mis guardias lo están buscando…