¡Feliz Navidad con Cantoalegre!

Un abrazo a todos en esta Navidad, que Jesús nazca en nuestros corazones y veamos al mundo con ojos de niño, llenos de alegría, ilusión, amor y esperanza.

Si queremos ¡podremos!

Aquí el obsequio de Cantoalegre para calentar los ánimos y corazones esta Navidad:

Hoy todo mundo parece estar resfriado, con tos, anginas, dolor de cabeza, dolor de pancita o simplemente depre.

Los culpables a la vista pueden ser varios: que si el cambio de clima, que si la lluvia, que si la política, que si el contagio, que si la canija necesidad canija de un abrazo verdadero. Y bueno… Me recordó un episodio de nuestros programas preferidos: “Enfermosis”, de 31 minutos. Tal vez la risa y los apapachos puedan apoyar un poco.

¿Te acuerdas de aquellas épocas en que necesitabas tantísimo espacio para tener una oficina?

via GIPHY

Para recordar nuestras raíces mexicanas que se transmiten de generación en generación a través del trabajo, la comunidad y la comida preparada con amor.

Encontré gracias al maravilloso Blog Dra. Ibone Olza esta charla TED, a cargo del Dr. Intensivista Gabriel Heras. Me ha hecho tanto sentido que los invito a escucharla y a reflexionar sobre ella.

Es fundamental regresar a lo básico: somos humanos y -como tales- necesitamos sentirnos amados y respetados, aún (y principalmente) en condiciones críticas como urgencias médicas en donde la incertidumbre y angustia priva.

Nosotros hemos sido muy afortunados al encontrar seres maravillosos en los hospitales; que Dios los bendiga por no subir a pedestales fríos e inalcanzables, sino asumirse como profesionales que hacen uso de la ciencia, experiencia y vocación, mostrando el espíritu de solidaridad humana, tan necesario en condiciones límite. Sé que debe ser esta una labor agotadora intelectual, física y emocionalmente; por ello va todo nuestro reconocimiento y cariño.

Y bueno, también hemos topado con prestadores de servicio a la salud sin amor a su profesión, que ven a los pacientes como cosas inertes e inútiles. Pienso que al final de la historia, sobre sus hombros pesa una dura carga: dedicar toda una vida a un trabajo que no aman, perdiendo la oportunidad de ser entrañablemente inolvidables en la vida de cada uno de sus pacientes.

Y ahora que la fecha nos pone a tono, les comparto este corto llamado “La muerte y la dama”; estuvo nominado a los Premios Óscar en 2010 y es una estupenda excusa para reflexionar hasta dónde la lucha por la vida es suficiente y ética.

Y ahora que la fecha lo amerita, los invito a ver el cortometraje “Hasta los huesos”, de René Castillo, respaldado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Calavera Films, Roberto Rochín, Videocine, Secretaría de Educación Pública, Lotería Nacional para la Asistencia Pública, San Pedro, Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), Instituto Tecnológico de Occidente (ITESO), Universidad de Guadalajara, Grupo Modelo y New Art. La técnica utilizada para la realización de este corto es Stopmotion, y se requierieron más de 15mil movimientos para lograrlo. Ojalá que sea de su agrado y a mantener viva la tradición de Todos Santos

Una visión divertida de la muerte a la mexicana.

Hoy el amanecer fue tan hermoso e imponente que por el sólo hecho de haber sido testigo de su existencia
puedo vibrar hoy las palabras del poeta Giussepe Ungaretti:

“Me ilumino de inmenso”

¡Cielos! | lluviafresca.com

¡Cielos! | lluviafresca.com

Amo los flashmobs.

Aquí una probadita del último que encontré:

Hoy, mientras Pascualito hacía la tarea, escuchamos este fragmento de 31 Minutos.

Ni mandado a hacer para la mayoría de los medios masivos noticiosos mexicanos, que se regodean en las malas noticias, cuyos conductores sin calificación o expertise en el tema se atreven a soltar sus personales puntos de vista dándolos por únicos válidos y que pasan una y mil veces imágenes de desgracias sin aportar nada a la investigación periodística ni a la solución de los temas. ¡Cómo se extraña a Aristegui en la radio..!

Y bueno, después de un merecido descanso en fin de semana, las cosas parecen estar mucho mejor.

¡Música para este domingo!

Diogo Nogueira – Fé Em Deus (Ao Vivo)

A luta está difícil, mas não posso desistir
Depois da tempestade, flores voltam a surgir
Mas quando a tempestade demora a passar
A vida até parece fora do lugar
Não perca a fé em Deus, fé em Deus
Que tudo irá se acertar
Pois o sol de um novo dia vai brilhar
E essa luz vai refletir na nossa estrada
Clareando de uma vez a caminhada
Que nos levará direto ao apogeu
Tenha fé, nunca perca a fé em Deus
Pra quem acha que a vida não tem esperança
Fé em Deus
Pra quem estende a mão e ajuda a criança
Fé em Deus
Pra quem acha que o mundo acabou
Pra quem não encontrou um amor
Tenha fé, vá na fé
Nunca perca a fé em Deus
Pra quem sempre sofreu e hoje em dia é feliz
Fé em Deus
Pra quem não alcançou tudo que sempre quis
Fé em Deus
Pra quem ama, respeita e crê
E pra aquele que paga pra ver
Tenha fé, vá na fé
Nunca perca a fé em Deus
Aquilo que não mata só nos faz fortalecer
Vivendo aprendi que é só fazer por merecer
Que passo a passo um dia a gente chega lá
Pois não existe mal que não possa acabar
Não perca a fé em Deus, fé em Deus
Que tudo irá se acertar
Pois o sol de um novo dia vai brilhar
E essa luz vai refletir na nossa estrada
Clareando de uma vez a caminhada
Que nos levará direto ao apogeu
Tenha fé, nunca perca a fé em Deus
Pra quem acha que a vida não tem esperança
Fé em Deus
Pra quem estende a mão e ajuda a criança
Fé em Deus
Pra quem acha que o mundo acabou
Pra quem não encontrou um amor
Tenha fé, vá na fé,
Nunca perca a fé em Deus
Pra quem sempre sofreu e hoje em dia é feliz
Fé em Deus
Pra quem não alcançou tudo que sempre quis
Fé em Deus
Pra quem ama, respeita e crê
E pra aquele que paga pra ver
Tenha fé, vá na fé, nunca perca a fé em Deus

Hoy es uno de esos días en que nada cuadra. No sé si será -como dicen algunos- la alineación de los planetas, que mi karma anda cargado, que hay mil pendientes, que me urge un cambio de enfoque/vida o que tengo que terminar de cerrar este círculo y empezar otro. Por más que me esfuerzo, nada sale bien. Lo único que sé es que este letrerito describe a la perfección toda la energía y desasosiego que traigo en el corazón y cabeza:

Image by micromoth / www.rgbstock.com

Image by micromoth / www.rgbstock.com

Espero pronto se haga la luz, que las aguas vuelvan a su cauce, que se haga la paz.

Tal vez lo que necesito son unas vacaciones (y tal vez también ellos necesitan unas vacaciones de mí). Estoy triste.

A nuestra familia le encanta la música de Luis María Pescetti.  Disfrutamos la frescura, cariño, ternura, disfrute y comprensión del mundo estupendo de los niños que comparte en cada canción.

Hoy escuché la que se llama “Hombre Araña” y me recordó lo tanto que disfruta Pascual sus múltiples identidades secretas de súper héroe y de cómo le emociona unir personalidades, poderes y disfraces, pues nada mejor que la máscara especial, los guantes de invierno, los tenis antiderrapantes y el pantalón de pijama para acabar con los malosos…

Ustedes comprenderán que no estoy autorizada a dar declaraciones sobre la verdadera personalidad del Hombre Araña -y la verdad, es un secreto de familia muy guardado- por lo que mejor me limitaré a incluir una foto de su última y trepidante aventura por salvar el universo. Salió muy guapo ¿verdad?

"No imagino el mundo sin vos, gracias por estar, infinito hombre araña" LM Pescetti

“No imagino el mundo sin vos, gracias por estar, infinito hombre araña” LM Pescetti

Aquí la canción en versión comentada por el autor:

 

Y aquí la versión sin cortes:

Encontré esta canción y me gustó mucho.

La comparto con ustedes.

¡A disfrutar la vida!

Alguna vez escuché que las mujeres de hoy no tenemos nada de liberadas. Con demandantes trabajos -sin que eso signifique que las responsabilidades y tareas en casa disminuyen- y una presión social omnipresente para lograr la perfección: el trabajo debe ser estupendo, los niños crecer con madre al 100%, ser la pareja perfecta, tener la silueta ideal y contar con la suficiente fuerza y sagacidad para seguir  subiendo peldaños en el escalafón laboral.

Al tratar de cumplir las expectativas en cada una de sus facetas, sólo queda una mujer exhausta, sin tiempo para sentir la vida misma pues cada minuto lo tiene contabilizado, apagando incendios, corriendo a las clases vespertinas para los niños (que dicho sea de paso en muchos casos desconocen la bendición del libre juego), además de su pesada y eterna lista de pendientes a efectuar “en el tiempo libre”.

Visto así, las mujeres de antaño ganan pues aunque que no tenían la oportunidad en el mercado laboral al menos llevaban una vida más tranquila y hasta cierto punto la disfrutaban mucho más…

No niego que haya algo de razón. Sin embargo, debo confesar que me encanta trabajar y poder cumplir metas mías, más allá de la administración de la casa. De hecho, para ser equilibrados, también podríamos pensar que los hombres están sujetos cada día a mayores niveles de competitividad, menor tiempo de obsolescencia, haciendo frente a nuevas exigencias que la sociedad, en su loco afán de ser “aceptable” ha impuesto a ambos géneros.

El estrés e insatisfacción que esto provoca es como los que imagino sentirán los hamsters en sus ruedas sin fin: Trabajar más para tener un mejor auto, trabajar más para pagar las letras del mejor auto, trabajar más para comprar más ropa “a tono” con la imagen del mejor auto, trabajar más para pagar la tarjeta y mensualidades correspondientes, trabajar más para tener una casa que sea coherente con la imagen del mejor auto y mejor ropa y mejores colegios y el nuevo mejor círculo social que no nos aceptará si estamos fuera del perfil requerido; eventualmente atarse a un trabajo que no gusta, pero que permite lograr el sustento (al menos por el momento) para mantener la apariencia lograda. ¡Qué tremendo!

Por ello, saludo a quienes reflexionan sobre este punto y tienen el valor suficiente para poner su propia empresa, desafiando la opción más práctica de ser empleado por alguien más. Celebro a quienes evitan caer en los parámetros “infalibles” de la sociedad que te indican qué debes usar, cuánto es lo correcto, cómo vivir para ser feliz. Finalmente ¿quién dicta los cánones de la perfección en el status quo? ¡Los mismos que venden las cosas que supuestamente te deben hacer feliz!

Va esta canción que apenas hoy conocí y que creo que viene muy a tono:

 

Original:

Sou da geração sem remuneração
E não me incomoda esta condição
Que parva que eu sou
Porque isto está mal e vai continuar
Já é uma sorte eu poder estagiar
Que parva que eu sou
E fico a pensar
Que mundo tão parvo
Onde para ser escravo é preciso estudar

Sou da geração “casinha dos pais”
Se já tenho tudo, pra quê querer mais?
Que parva que eu sou
Filhos, maridos, estou sempre a adiar
E ainda me falta o carro pagar
Que parva que eu sou
E fico a pensar
Que mundo tão parvo
Onde para ser escravo é preciso estudar

Sou da geração “vou queixar-me pra quê?”
Há alguém bem pior do que eu na TV
Que parva que eu sou
Sou da geração “eu já não posso mais!”
Que esta situação dura há tempo demais
E parva não sou
E fico a pensar,
Que mundo tão parvo
Onde para ser escravo é preciso estudar”

Traducción:

Soy de la generación sin remuneración
y no me molesta esta condición
qué tonta soy
porque esto está mal y va a continuar
Ya es una suerte estar en prácticas
qué tonta soy
y quedo pensando
qué mundo tan estúpido
en el que para ser esclavo es necesario estudiar.

Soy de la generación de “casa de papá”
si ya tengo todo, ¿para qué quiero más?
qué tonta soy
hijos, maridos, siempre para más tarde
y aún me queda pagar el coche
qué necia soy.
Y quedo pensando
qué mundo tan estúpido
en el que para ser esclavo es necesario estudiar

Soy de la generación “¿para qué quejarse?”
Hay alguien peor que yo en la tele.
Qué necia soy
soy de la generación “¡ya no puedo más!”
que dura situación desde hace demasiado tiempo.
Tonta no soy
y quedo pensando,
qué mundo tan estúpido
en el que para ser esclavo es necesario estudiar

Foto de claude05alleva / Pixabay

Foto de claude05alleva / Pixabay

Por fin llegó otoño… una de mis estaciones preferidas.

¡A disfrutar la lluvia de hojas y el aire que limpia preocupaciones!

Bienvenido octubre.

 

Afortunadamente la gran mayoría de mis profesores siempre fueron profesionales genuinamente preocupados por su materia y el aprendizaje de sus alumnos; cada uno con su estilo: los había estrictos, serios, dispersos, abiertos, cuestionadores, apasionados, alegres, cuadrados, espontáneos, minuciosos, inventivos, paternales, retadores, comprometidos, tímidos y encantadores.

Todos me enseñaron y participaron en que hoy fuera la persona que hoy soy; a ellos los recuerdo con cariño.

También tuve algunos pocos como Mónica. Ella impartía clases de informática en la universidad como suplente de un buen Maestro que enfermó a mitad del trimestre, lo que provocó que nosotros sufriéramos la desventura de su suplencia. Con algunos añillos más que nosotros pronto descubrimos que estaba decantada por mi entonces novio -hoy marido- que es inteligente en sus decisiones, como se pudo constatar (jeje). El hecho es que aprovechaba cualquier oportunidad para mostrar su preferencia a pesar de todos los demás. Aquel fin de periodo fue eterno, lleno de frases memorables como “Todos están reprobados, menos X. Él está exento de examen.”, o “quien sabe y pone las calificaciones soy yo” ante el reclamo masivo sobre su desempeño.

Hoy ese recuerdo me da risa y también me pone a reflexionar en cuántas personas cobrarán por algún puesto de maestro sin llevar en el corazón lo más importante: la vocación y el amor a su materia. Son un peligro para el saber y una falta a la dignidad de la profesión.

En fin, para ellas va dedicado el siguiente video: