Tantos años han pasado, y el mensaje sigue siendo el mismo:

José María Cumbreño tiene toda la razón #poesíanecesaria #poesíatodoslosdías #poesía

Una foto publicada por eva hiernaux (@evahiernaux) el

Esta canción me recuerda ¡tanto! cuando Pascualito era bebé, apenas descubriendo el mundo con esos dos ojitos brillantes y hermosos.

Una foto publicada por Nina Malone (@realpolyester) el

Me encantó esta campaña que educa contra los prejuicios sexistas. Aquí va:

¿Les he contado cuantísimo me gustan los Beatles?

¡A vivir felices!

Me encantó este mensaje de respeto hacia todos nuestros hermanos humanos.

Nada dos veces #poesíanecesaria #fragmento #wislawaszymborska

Una foto publicada por Nancy Corro (@tt_corro) el

Así las veo, mientras escucho su risa y siento el aire enredando mi cabello.
Amo la vida.

Carpe Diem

Carpe Diem

Me gustó mucho esta nueva versión de la canción “El Sonido del Silencio” a cargo del grupo de Heavy Metal Disturbed.

¿Qué les parece?

Para la fecha en que aparezca esta entrada en el blog, habrán pasado muchas cosas que no conozco aún. Hoy es 6 de mayo y mientras escribo Pascualito hace su tarea, diciendo que no le gusta repetir nuevas palabras en inglés pues así no las aprende… Tal vez el próximo año tendrá nueva escuela, nuevo tratamiento, nuevas metas.

Tengo fe en que lo que ocurrirá será lo mejor, dejaré fluir al universo y agradeceré tantas, tantas bendiciones que Dios nos ha dado.

Gracias por tanta vida, amor, familia, esperanza.

¡Adiós 2015, bienvenido 2016!

(Y Señor, sigue con nosotros)

77»
Le dirás a su pueblo
que ya tiene salvación,
pues Dios perdona sus pecados.

78 »
Dios nos ama tanto,
que desde el cielo
nos envió un Salvador,
como si fuera el sol
de un nuevo día.

79 »
Él salvará a los que viven
en peligro de muerte.
Será como una luz
que alumbra en la oscuridad,
y guiará nuestros pasos
por el camino de la paz.

Lucas 1, 77-79

A veces siento que la Navidad verdadera es algo que la gente pasa de largo, en esta vida tan agitada. Es como el viento en la cara, las nubes, las gotas de lluvia o la luz asomándose a la ventana cada día: puedes sentirlos y sabes que si te pones atento los encontrarás; tal vez por su afortunada permanencia solemos dar el privilegio de la urgencia a los pendientes cotidianos, puntuales e inaplazables. Parece en esos momentos  más importante correr a los centros comerciales, terminar de preparar los impuestos o planear el día para ganar el paso al tráfico. Total, para las nubes y el viento siempre habrá tiempo.

Sin embargo, lo verdaderamente hermoso para mí es ir contra corriente. Bajar de este tobogán y observar a mi alrededor y en mi interior, encontrar esos pequeños detalles que son simples y maravillosos, que alegran mi corazón y permiten que me cobije al calor de la paz.

¡Feliz Navidad y Paz a todos los Humanos de Buena Voluntad!

Hoy supe que la famosísima Familia Telerín encargada de recordar a nuestros padres que ya era hora de mandarnos a la cama, no importando qué tan buena estuviera la reunión/programa/plática tiene su versión “reloaded”.  Aquí va para gusto de algunos como yo que recuerdan aquellos lejaaaanos días.