Una foto publicada por Nina Malone (@realpolyester) el

Me encantó esta campaña que educa contra los prejuicios sexistas. Aquí va:

¿Les he contado cuantísimo me gustan los Beatles?

¡A vivir felices!

Me encantó este mensaje de respeto hacia todos nuestros hermanos humanos.

Nada dos veces #poesíanecesaria #fragmento #wislawaszymborska

Una foto publicada por Nancy Corro (@tt_corro) el

Así las veo, mientras escucho su risa y siento el aire enredando mi cabello.
Amo la vida.

Carpe Diem

Carpe Diem

Me gustó mucho esta nueva versión de la canción “El Sonido del Silencio” a cargo del grupo de Heavy Metal Disturbed.

¿Qué les parece?

Para la fecha en que aparezca esta entrada en el blog, habrán pasado muchas cosas que no conozco aún. Hoy es 6 de mayo y mientras escribo Pascualito hace su tarea, diciendo que no le gusta repetir nuevas palabras en inglés pues así no las aprende… Tal vez el próximo año tendrá nueva escuela, nuevo tratamiento, nuevas metas.

Tengo fe en que lo que ocurrirá será lo mejor, dejaré fluir al universo y agradeceré tantas, tantas bendiciones que Dios nos ha dado.

Gracias por tanta vida, amor, familia, esperanza.

¡Adiós 2015, bienvenido 2016!

(Y Señor, sigue con nosotros)

77»
Le dirás a su pueblo
que ya tiene salvación,
pues Dios perdona sus pecados.

78 »
Dios nos ama tanto,
que desde el cielo
nos envió un Salvador,
como si fuera el sol
de un nuevo día.

79 »
Él salvará a los que viven
en peligro de muerte.
Será como una luz
que alumbra en la oscuridad,
y guiará nuestros pasos
por el camino de la paz.

Lucas 1, 77-79

A veces siento que la Navidad verdadera es algo que la gente pasa de largo, en esta vida tan agitada. Es como el viento en la cara, las nubes, las gotas de lluvia o la luz asomándose a la ventana cada día: puedes sentirlos y sabes que si te pones atento los encontrarás; tal vez por su afortunada permanencia solemos dar el privilegio de la urgencia a los pendientes cotidianos, puntuales e inaplazables. Parece en esos momentos  más importante correr a los centros comerciales, terminar de preparar los impuestos o planear el día para ganar el paso al tráfico. Total, para las nubes y el viento siempre habrá tiempo.

Sin embargo, lo verdaderamente hermoso para mí es ir contra corriente. Bajar de este tobogán y observar a mi alrededor y en mi interior, encontrar esos pequeños detalles que son simples y maravillosos, que alegran mi corazón y permiten que me cobije al calor de la paz.

¡Feliz Navidad y Paz a todos los Humanos de Buena Voluntad!

Hoy supe que la famosísima Familia Telerín encargada de recordar a nuestros padres que ya era hora de mandarnos a la cama, no importando qué tan buena estuviera la reunión/programa/plática tiene su versión “reloaded”.  Aquí va para gusto de algunos como yo que recuerdan aquellos lejaaaanos días.

Encontré esta canción que me ha parecido hermosa para reflexionar sobre el gran milagro de la Navidad: la prueba más clara del amor que tiene Dios a la Humanidad.


-Pentatonix

¿Sabías María?
María, ¿sabías que tu bebé
caminaría un día sobre el agua?
María, ¿sabías que tu bebé
salvaría nuestros hijos e hijas?

¿Sabías que tu bebé
vino para hacerte nueva?
Este niño que naciste
pronto te librará.

María, ¿sabías que tu bebé
dará la vista a hombres ciegos?
María, ¿sabías que tu bebé
calmará las tormentas con Su mano?

¿Sabías que tu bebé
caminó donde los ángeles pisaron?
Cuando besabas a tu pequeño niño
besabas la cara de Dios.

María, ¿sabías?

Los ciegos verán, los sordos oirán,
los muertos volverán a vivir;
los cojos saltarán, los mudos cantarán
las alabanzas del Cordero.

María, ¿sabías que tu bebé
es el Señor de toda la creación?
María, ¿sabías que tu bebé
gobernará las naciones?

¿Sabías que tu bebé
es el Cordero Perfecto del cielo?
Que el Niño dormido que sostienes
es el Gran YO SOY.


CeeLo Green


Peter Hollens

El trabajo voluntario es invaluable, particulamente en lugares en donde la esperanza y alegría es difícil de conseguir día a día. Sus acciones permiten a quienes están atrapados en una difícil situación descansar y liberarse de su realidad aunque sea por un momento.

Aquí una muestra de las maravillas que logran en el ánimo de quienes más lo necesitan

Es bien sabido. Doblar la ropa no es una de mis actividades favoritas ni lo fue nunca. Tal vez la única época que la disfruté fue cuando terminábamos cada sesión en una nutrida guerra de calcetinazos entre hermanos, lo que era realmente emocionante.

Hoy encontré este tip, que creo que en mi caso ha llegado nomás como unas décadas más tarde de lo deseado. Lo incluyo aquí por si alguien quiere divertirse mientras dobla sus camisetas.

Cuando algo terrible ocurre en nuestras vidas, nos preguntamos por qué a nosotros…

Podríamos contestar que por que estamos dentro del universo en que la probabilidad tenía que manifestarse, porque si nos han tocado tantas probabilidades favorecedoras pues también podría llegar una desventajosa o simplemente porque estando vivo los infortunios pueden ocurrir. Sin embargo, en el momento de la crisis de poco puede servir este razonamiento lógico pues somos un manojo de sentimientos destrozados por el impacto.

Después de un tiempo -si somos pacientes y reflexionamos después del shock que nos dejó atónitos- existe la posibilidad de que la pregunta “¿por qué?” se transformará a un “¿para qué?”. Las conclusiones pueden ser sorprendentes. Y no, no es que uno se alegre de la desventura ocurrida por el resultado posterior, pero con ellas se se puede encontrar cierta paz al darle un sentido al caos que hemos vivido.

Encontré hoy esta canción de un grupo norteamericano de Heavy Metal llamada Distrubed y me recordó algunos episodios en mi vida. Abajo va la versión original y después con letra traducida…

Este fin de año, quisiera tener la ilusión de cuando niña.

Tener la certeza -como en aquel entonces- de que la salud, amor, alegría, vida y fraternidad estarían presentes todos los días iluminando mi camino.

En esta etapa he comprendido que no hay nada seguro. Que todo cambia, y -aunque parezca difícil aceptarlo en un inicio- algunas veces es para bien. Ahora es más retador tener esperanza, mostrar solidaridad, tener paz interna; sin embargo, es confortante saber que la fuente de todo está en nuestro interior, ajeno a los vaivenes del mundanal ruido.

En nuestros corazonesPhoto credit: PeterThoeny via Foter.com / CC BY-NC-SA