Tantos años han pasado, y el mensaje sigue siendo el mismo:

José María Cumbreño tiene toda la razón #poesíanecesaria #poesíatodoslosdías #poesía

Una foto publicada por eva hiernaux (@evahiernaux) el

Esta canción me recuerda ¡tanto! cuando Pascualito era bebé, apenas descubriendo el mundo con esos dos ojitos brillantes y hermosos.

Una foto publicada por Nina Malone (@realpolyester) el

Me encantó esta campaña que educa contra los prejuicios sexistas. Aquí va:

¿Les he contado cuantísimo me gustan los Beatles?

¡A vivir felices!

Me encantó este mensaje de respeto hacia todos nuestros hermanos humanos.

Apenas alcanza el metro y cada peca de su cara redondilla y temblorosa de frío brilla de felicidad, metida hasta la cintura en un arroyo claro, a la sombra de los árboles. Se asombra de cuántos pececitos grises ve en el fondo del agua, cómo nadan y parecen buscar -como ella- cada rayo de sol de esa mañana de verano. Arriba, las blancas nubes navegan su propio mar, con las velas hinchadas y luminosas.

Entre tanta vida, apenas escucha la algarabía de los más grandes, que juegan columpiándose de un árbol hasta tomar suficiente valor (o encontrar el límite de la fuerza) para caer en un chapuzón alegre a mitad del río en medio de las risas.

¡Cuánto daría porque el tiempo se detuviera allí, rodeada del cariño familiar, sabiéndonos parte de la naturaleza plena y con la seguridad de estar vivos!

Nada dos veces #poesíanecesaria #fragmento #wislawaszymborska

Una foto publicada por Nancy Corro (@tt_corro) el

Así las veo, mientras escucho su risa y siento el aire enredando mi cabello.
Amo la vida.

Carpe Diem

Carpe Diem

Me gustó mucho esta nueva versión de la canción “El Sonido del Silencio” a cargo del grupo de Heavy Metal Disturbed.

¿Qué les parece?

Para la fecha en que aparezca esta entrada en el blog, habrán pasado muchas cosas que no conozco aún. Hoy es 6 de mayo y mientras escribo Pascualito hace su tarea, diciendo que no le gusta repetir nuevas palabras en inglés pues así no las aprende… Tal vez el próximo año tendrá nueva escuela, nuevo tratamiento, nuevas metas.

Tengo fe en que lo que ocurrirá será lo mejor, dejaré fluir al universo y agradeceré tantas, tantas bendiciones que Dios nos ha dado.

Gracias por tanta vida, amor, familia, esperanza.

¡Adiós 2015, bienvenido 2016!

(Y Señor, sigue con nosotros)