O, como diríamos en México, bienvenidos a ésta, su casa.  Soy mexicana, en la tercera década de la vida y trabajo independiente en mi despacho de comunicación digital integral.

Debo decir que en este blog definitivamente NO encontrarán notas espectaculares, sino simplemente un recuento de cómo le va en la vida a alguien común y corriente, además de algunas notas que me han parecido interesantes a lo largo de mi trabajo en la internet.

Al apagar mi computadora después de un extenuante día de trabajo, recuerdo las tardes de verano en que -con diez años encima y sin prisas ni pendientes- miraba por la ventana cómo la gruesas gotas de lluvia se llevaba consigo el calor y polvo del camino, dejando tras de sí la sensación de paz y el aroma de tierra mojada.

Y de repente tengo el deseo de volver a disfrutar esos momentos de tranquilidad, cerrar los ojos y disfrutar el sonido de las gotas al caer contra la acera.

Esta nublado y parece que va a llover.  Séan mis huéspedes un momento, elijan el sillón más cómodo que pondremos de fondo su música preferida mientras escuchamos la lluvia…   ¿Gustan un cafecito?