Cuando los vientos soplan violentos…

Ayer por la tarde y hoy los vientos se han desatado. Ya van varios árboles y espectaculares que se han vencido ante su fuerza innegable. Nosotros escuchamos tan fuerte las ráfagas en las ventanas y techos que hasta pensamos en algun momento que alguien quería entrar a la fuerza a la casa.

Eso me hace recordar que cuando llegaba la época de los vientos (febrero, en aquellos años en que el calentamiento global aún no cambiaba tanto los climas) esperábamos que todos los autos se fueran de la escuela para que mi Mamá -que apenas empezaba a manejar- pudiera ir despacito, a sus anchas por el camino de regreso a casa. Y ¿qué mejor para esperar esa hora en que se vaciaba el estacionamiento que platicar las noticias del día, disfrutar un meloncito dulce recién picado y cantar?…

Aquí está una canción de esa época que viene muy ad-hoc:

Cuando los vientos,
soplan violentos,
las horas son momentos,
lanza tus libros sin dudar,
lánzate tu a rondaaaaar…

Verdes praderas, fuentes parleras,
auras de las riberas;
cuando en el pecho hay juventud
es el rondar vitud.

Rondín (rondín, rondín)
de la montaña (de la montaña)
la brisa al fin tu frente acariciará.
Y el sol (y el sol, y el sol)
que te acompaña, (que te acompaña)
como un allama el alma te incendiará.

Subir (subir, subir)
siempre subir (siempre subir)
mientras los valles cantan así:
Rondín (rondín, rondín)
repite el viento
Atrevimiento tu lema será.

(Rondín de la Montaña)

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.