Un empujón…

3 A.M., suena el timbre y abre la puerta el señor de la casa, al abrir se encuentra con un desconocido completamente borracho que le dice:

–  Señor no sea malo… ¿Me puede ayudar a dar un empujón?,  estoy acá frente a su casa y lo necesito con urgencia.

El hombre responde indignado:

-Pero ¿como se atreve a tocar a mi puerta a las 3 am?  ¡Yo a usted ni lo conozco y en tres horas me tengo que levantar para irme a trabajar! No me esté molestando y váyase…

El borracho se va muy triste y cabizbajo, el señor regresa a su cuarto, muy molesto, cuando de repente siente crecer el remordimiento y piensa:

-¿Y si me hubiera pasado a mí y nadie me quisiera ayudar, si mi carro se parase en plena madrugada y nadie me diera un empujón?

Por lo que decide salir a buscar al borrachín. Con sorpesa advierte que frente a su casa no hay ya ningún carro y lo único que se alcanzaba a ver a lo lejos era el farol del parque. Entonces se decidió a gritar:

-¿Dónde está el que quiere el empujoooooooón?

Y de inmediato rebota la respuesta:

-Acaaaaáa…  ¡En los columpioooos!

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.