Home office

Pasé varios años de mi vida trabajando en una compañía que estaba situada bastante lejos de donde vivo y fui feliz ese tiempo porque me encantaba lo que hacía. Sin embargo, llegó un momento en que decidí hacer un cambio de vida y tomando valor inicié mi propia empresa. Hoy afortunadamente trabajo desde casa y -si bien hay millones de ventajas, como poder disfrutar el crecimiento de los hijos, también es considerable la presión adicional que uno tiene al cumplir con varios roles a la vez.

Por eso me encantó este video. Lo comparto con ustedes comprendiendo el reto que implica para mí y millones de personas ser polifacética en funciones. La diferencia con la protagonista en mi caso es que tengo la suerte de que mi marido es bastante solidario con las responsabilidades de la familia; aún así, mi vida es como vivir varias vida a la vez.