Guerra de Mamás (y Papás también)

“¿Todavía sin hijos? ¿sólo uno? ¿y el hermanito? ¿por qué no lo llevas al gymboree? ¿no duerme solo? ¿por qué lo cargas tanto? Te está tomando la medida… ¿todavía está dormido? ¿todavía está despierto? ¿aún no come sólido? ¿ya come sólido? ¿por qué no lo metes a la guardería? ¿otra vez llorando?”

¡BASTA!

Sé que la mayoría de las veces las opiniones son para apoyar, pero ¡si supieran cuán agotadoras, avasallantes y estresantes son cuando uno ha recibido a un ser humano al que ama de verdad y debe aprender a confiar en su instinto!

Por lo que a nosotros respecta, nuestra promesa total, fruto de taaanta presión bien-intencionada es que apoyaremos sin presionar o juzgar, completa y empáticamente a los nuevos papás.

Como sugerencia, si estás tan interesado en el bienestar de la familia con bebé nuevo ¿por qué no ofreces quedarte una tarde en su casa y cuidar del bebé mientras los papás duermen o van al cine? En verdad, ten por seguro que te lo agradecerán.