Nunca falta alguien así…