Por favor… no alimente los miedos

Una foto publicada por Nina Malone (@realpolyester) el