Sobre el consumo…

Ayer escuché una parte que me encantó:

“Liverpool no es parte de mí, Telcel no es mi amigo y Sears no me entiende.”

Y sí, eso de agregarle atributos de felicidad humana a entes de venta es una trampa en la que caen muchos humanos deseosos de un ápice de alegría que -tristemente- se desvanece al poco tiempo de ser consumada la compra. Y es que las experiencias, recuerdos, alegrías mejores de la vida no se compran.

Canción Consumo
Luis Eduardo Aute

Rezan las leyes básicas
De una curiosa ética
Que el hombre es una máquina
Consumidora intrépida
Compre electrodomésticos
Dicen los nuevos místicos
Es el gran signo de éxito
Del “homo sapientísimo”

Producto, consumo
Éste es el triste tema de esta canción
Canción, canción, consumo
Éste es el triste tema de esta canción

Queda un último término
Lo del salario mínimo
Con el madrid-atlético
Y el juego quinielístico
La corrida benéfica
Hoy televisan íntegra
Es la moderna técnica
De crear alienígenas

Este mensaje estúpido
Tan saturado en tópicos
Hay que venderlo al público
Como un jabón biológico
Así dispone el código
Mafioso-discográfico
Y así se explota al prójimo
Prójimo y primo práctico