Ahora somos libres

Sí, ya lo sé… quienes saben de películas de arte dirán que el tema era predecible, que tocaba puntos comunes, que era fantasía Hollywood, que los personajes distan de la evidencia histórica y que gozan de tintes maniqueos a mansalva.

Lo cierto es que cuando ví por primera vez esta película me pareció conmovedora, pero -cuando por casualidad la ví de nuevo- me sorprendí a  mí misma ahogada en gruesos lagrimones. Será que por aquel entonces acababa de nacer mi hijo y me llegó a fondo… No sé. Pero es una de mis preferidas.

  1. ¡Gracias por tu comment!, has sido la primera y me ha hecho montón de ilusión 🙂

    Jo, que suerte trabajar desde casa, es una gran ventaja porque encima puedes estar con tu niño y muchos piensan que es un “coñazo” estar todo el día con los hijos, que triste, ya se arrepentirán cuando tengan unos hombretones y no puedan darles mimitos.

    Si, después del parto te quedas más sensible, las hormonas para arriba y para abajo, jeje.

    Yo también te seguiré 😉

    Besotes del otro lado del charco

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.