Desde otro punto de vista…

Hoy me compartieron esta plegaria vigente a más no poder en estas épocas decembrinas:

“Dios mío, si no puedes hacerme flaca, por favor haz que todos sean más gordos”.

¿Otra rebanadita de pavo?

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.