El último habitante del planeta

Seguro habría quienes sentirían que por fin su sed de poder y riqueza se sentirían satisfechos (pienso -por ejemplo- en aquellos señores de la guerra), aunque tal vez ellos mismos se frustarían en encontrarse solos y no contar con nadie que percibiera su “grandeza”. Esto sería muestra, como se supondría a primera vista, de que uno de los principales motivos del afán por acumular no es sólo es disfrutar para sí, sino hacer evidente cuán afortunados son al disfrutar de la posesión.

En fin, dejo esta pieza aquí para imaginar al respecto e ir disfrutando el viernes…

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.