Una y otra vez

Este fin de semana empezó magnífico con la colección de música que Ax me compartió: lo más representativo de los 80, cuando eramos invencibles, infalibles e inmortales, cuando pintábamos apenas los 16 y nos comíamos el mundo de un solo bocado y ¡no sé como! me alcanzaba el tiempo sin problema para ir a la escuela, cumplir con pilas de tarea, leer un libro por semana, atender clases de inglés, francés, y -de remate- trabajar en la tienda.

Por ello, cada vez que me encuentro a un jóven con planes de acabar con los males del mundo de una patada trato de ser indulgente pues miro hacia adentro y con gusto recuerdo aquel sentimiento de energía y vitalidad pura, aún no agüitada por la realidad. Que disfruten de esa magnífica época. De realidad ya tendrán tiempo suficiente.

Bueno, pues les comparto una cancioncita de aquella tan disfrutada época…

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.