Sé que esta entrada hará que más de uno levante sus cejitas. El México del siglo XXI aún tiene mucho que recorrer para aceptar que el amor es amor viniendo de quien venga y yendo hacia donde vaya. Sé que me dirán -como alguna vez lo han hecho- que el amor entre parejas del mismo sexo es algo contra natura que destruye las “buenas costumbres” de la sociedad.

Y aquí cabría pensar en que la sociedad de “buenas costumbres” ha permanecido impávida ante la masacre de millones de sus propios hijos en las guerras, no ha hecho mucho por proteger a los grupos minoritarios en desventaja (de haberlo hecho, sus desgracias serían mucho menores) y ha brillado por su ausencia en el intento de comprender y aceptar a quienes son diferentes al común denominador en lo que a creencias religiosas, científicas, culturales, raza, nivel socioeconómico y más se refiere.

Las relaciones que se afianzan con el detrimento de alguna de las partes, no son de amor ni sanas y no importa si son entre personas del mismo o distinto sexo.  El amor es constructivo, el amor protege, el amor nutre, el amor perdura.

Después de vivir tantos años en una sociedad en donde cada día es más común ver actos de violencia, odio e intolerancia, creo que hay que dejar que el amor reconstruya los tejidos rotos de nuestra sociedad. No apelo a la tolerancia, ya que “tolerar” significa “soportar” lo diferente; yo me inclino más bien por la aceptación de que cada quien debería ser libre de manifestar su identidad siempre y cuando no vulnere los derechos de los demás.

Creo que la humanidad sólo podrá salvarse por el amor.

Para los que trabajan por un futuro mejor para aquellos que más lo necesitan,

para los que no pierden la esperanza en la humanidad,

para quienes creen que no habrá justicia hasta que todos puedan alcanzarla,

para los que se esfuerzan por que los demás puedan contar con mejores oportunidades,

para quienes no pierden la fe en quienes han perdido el camino y trabajan para que ellos también la recuperen,

para quienes se comprometen con la ecología, para quienes hacen la diferencia en la vida de sus hermanos humanos…

¡para tantos humanos valiosos que hacen de esta humanidad un proyecto digno de existir!:

¡GRACIAS! Y felicidades en su día.

He visto este cielo y me ha dejado maravillada. ¡Qué afortunados somos!

LAS NUBES
José Emilio Pacheco

En un mundo erizado de prisiones
Sólo las nubes arden siempre libres.

No tienen amo, no obedecen órdenes,
Inventan formas, las asumen todas.

Nadie sabe si vuelan o navegan,
Si ante su luz el aire es mar o llama.

Tejidas de alas son flores del agua,
Arrecifes de instantes, red de espuma.

Islas de niebla, flotan, se deslíen
Y nos dejan hundidos en la Tierra.

Como son inmortales nunca oponen
Fuerza o fijeza al vendaval del tiempo.

Las nubes duran porque se deshacen.
Su materia es la ausencia y dan la vida.

Llegaron por fin las enormes, envolventes, tremendas, rotundas, hermosas, inalcanzables, pródigas y perfectas nubes cargadas de lluvia esperanzadora.

¡Soy feliz!


L ONU by ~christo1 on deviantART

Para uno que ha vivido lo suficiente para ver que la ONU es un organismo que no ha aportado la gran cosa para resolver los conflictos e injusticias ocurridas en nuestro locuaz mundo, la fecha parece más bien superflua. Sin embargo, una sorpresa a cargo de Pascual me revolvería los recuerdos de cuando sentía que la humanidad tenía en la ONU a un fiel defensor de la paz, algo así como la Liga de la Justicia…

Justo a la mitad de la sesión del baño, con toda ceremonia dio la primicia a su papá (nota para mí: tengo que aplicarme en que identifique el momento oportuno para los grandes momentos). Los dos bajaron poco después corriendo… Pascual se plantó en el centro de la salita y desde allí su vocecita resonó fuerte y clara con la primera poesía de su vida:

“Si yo supiera hacer magia,
uno, dos y tres,
las peleas y las guerras
haría desaparecer.
Niños y niñas podrían
estudiar y aprender,
con amigos jugarían,
felices podrían crecer.
Todos conversarían
Ccn respeto y con paciencia;
unidos trabajarían
por una mejor convivencia.
Alumnos y maestras
construirían la paz,
no existiría el colegio
con violencia o desigualdad.
Si yo supiera hacer magia,
uno, dos y tres,
Muchas cosas buenas
podrían suceder.”
-Viviana Lasover

Y bueno… ¿Cómo romper el encanto? No tendría corazón. Sólo me queda desear que en algún momento la ONU sirva para algo más que servir cafés a diplomáticos, votaciones que quedan en exhortaciones y un lindo despliegue retórico.  Lo bueno es que la esperanza en la unidad de la humanidad no necesita de Organizaciones para renovar su impulso en cada generación.

En ocasiones, cuando ocurre algún desastre y la gente se dispone a enviar ayuda (ya sea en especie o monetaria) no faltan aquellos que sugieren con buena voluntad pero falta de fe en el género humano: “¿Por qué lo haces? ¿Quién te dice que llegará a la gente que lo necesita?”. Es cierto que noticias tenemos de algunos desafortunadísimos casos en que gente sin corazón ni moral ni humanidad se aprovecha de el esfuerzo comunitario, pero creo que la humanidad es una y apoyar a quien lo necesita -sea en la esquina de nuestra casa o al otro lado del mundo- debería ser tan natural como cuidar de nosotros mismos.

Por eso escribo hoy para compartir el sitio “Sing for Japan” porque me pareció hermoso. Es un proyecto mediante el cual la gente de Japón da las gracias cantando a todo el mundo por su ayuda ante el desastre. Incluyo aquí su nota introductoria, así como la canción que si bien ya habrán escuchado en algún lugar, cobra una fuerza y significado enorme al ser cantada en esta ocasión:

Para toda la gente que nos apoyo en todo el mundo
Nosotros estamos muy agradecidos por el cariño que ustedes han hecho hacia nosotros.
Queremos decir muchas gracias.

Nosotros pensamos en salir a adelante y luchar contra este desastre.
Para que nuestra vida vuelva a como era antes van a tardar muchos años.

Pero nosotros vamos a salir adelante y quremos mostrarle al mundo
que en el futuro vamos a estar mas fuertes mas que antes.

Queremos mostrar por medio de este sitio de web la voz y la fuerza de nosotros.

La primera parte es “Sing Out from Japan” los musicos
que son de la area donde paso el desastre
le dedican esta cancion al mundo como agradecimiento
por todo el apoyo que an mostrado .

A nosotros nos gustaria cantar “ue wo muite arukou”(miro hacia arriba mientras camino)

May 31, 2011
Sing Out from Japan

“Cuando eres agradecido, desaparece el temor y llega la abundancia” -Anthony Robbins

Barbie tiene la desagradable costumbre de deforestar y de destruir los bosques de Indonesia sólo para que ella pueda tener una bonita (y menos costosa para el fabricante) caja de cartón. Mattel, la empresa fabricante de Barbie, tiene un gran defecto: las cajas que envuelven algunos de sus juguetes más famosos se fabrican con cartón procedente del campeón de la deforestación: Asia Pulp & Paper, la empresa papelera más destructiva del mundo.

Para mayor información, visita el sitio que Green Peace ha preparado para el caso: Barbie, ¡Cortamos!. Ken

En memoria de todos quienes han muerto y de los que actualmente padecen las terribles consecuencias del accidente en Chernobyl, a 25 años de sucedido.

¿Qué nos pasa a los humanos que ni aún con las terribles lecciones que nos ha dado la historia podemos comprender que el uso de la energía nuclear no es seguro?  ¿Tan ensimismados estamos en nosotros mismos que no nos damos cuenta del inmenso peligro latente que implica el uso de nucleoelécticas a cambio de exiguos beneficios a corto plazo? ¿Cómo comprender en su justa dimensión que tan sólo el accidente nuclear de Chernobyl provocó que 600.000 humanos recibieran dosis de radiación muy peligrosas o letales por los trabajos de descontaminación posteriores al accidente, una población de 5’000.000 viva en áreas irremediablemente contaminadas y 400.000 en áreas gravemente contaminadas? ¿En qué nos hemos convertido cuando el dolor humano y animal y la sustentabilidad ecológica ecológico se reduce sólo a cifras para la numeralia histórica?

Hace 25 años inició la pesadilla para pueblos enteros en Rusia y los efectos aún siguen viviéndose día a día. ¿Por qué arriesgarnos tanto habiendo otras opciones de energía que ofrecen mayor seguridad, como la eólica o la solar? ¿Cómo podemos comprender el tamaño disparate de mantener en Veracruz a Laguna Verde, cuya existencia pone en peligro al país y no es justificable pues apenas aporta el 5% del flujo eléctrico total?

Y no lo digo yo, lo dicen los expertos:

  • Por insegura, Laguna Verde debe cerrar, dicen activistas y expertos
    Convoca la UNAM a analizar la nucleoelectricidad y la posible clausura de la planta
    La energía atómica, además de riesgosa, resulta muy cara, advierten especialistas
    Periódico La Jornada
    Sábado 19 de marzo de 2011, p. 33

  • Exigen Greenpeace y madres veracruzanas cierre de la planta de Laguna Verde
    “Los dos reactores de la única planta nuclear en México “son muy antiguos, pues tienen más de 21 años de funcionamiento y han registrado más de 55 paros de emergencia que han repercutido en su vida útil”, “la generación de 5% de fluido eléctrico no justifica ni su inversión económica ni los riegos de operación que conlleva””
    Revista Proceso
    5 de abril, 2011

  • Riesgos de Laguna Verde, como los de Fukushima, advierten expertos
    Como la planta nuclear de Japón, está cercana al mar y en zona sísmica
    “Una de ellas (situaciones de crisis en Laguna Verde) ocurrió el 8 de marzo de 2006, cuando el reactor II estuvo a la deriva por falta de mantenimiento, y recordó otra ocasión en la que hubo estado de alerta, pero nunca sonaron las alarmas para informar al personal que desalojara. Incluso contó que durante ese incidente un compañero se encontraba en un lugar de mayor peligro y sólo supo de la emergencia al salir de ahí. Pese a lo que indica el protoloco, se resolvió el problema y la mayoría no se enteró, porque nunca sonaron las alarmas.
    Periódico La Jornada
    Viernes 25 de marzo de 2011

Como siempre ocurre en las grandes catástrofes, no son los dirigentes los que pagan los yerros de sus decisiones, sino los ciudadanos de a pie, como tu y como yo; su decendencia… su humanidad. ¿Podrá pagar todo el dinero generado por la Central -pues pareciera que esta es la divisa única válida- el sufrimiento de tantas vidas destruidas y naturaleza quebrantada para siempre?

Aquí va mi recuerdo a los heroicos Liquidadores, de quienes ya casi nadie habla, y cuyas vidas permitieron que la catástrofe no tomara aún dimensiones más dramáticas (como si esto fuera posible)

¡La energía nuclear no es limpia!    ¡La energía nuclear no es sana!

Ame ni mo makezu es un poema famoso escrito por Miyazawa Kenji, un poeta del norte de la Prefectura de Iwate en Japón. El poema fue encontrado después de su muerte en un pequeño libro de notas negro dentro de sus baúles.

Poder resistirse a la lluvia
poder resistirse al viento
poder resistirse tanto a la nieve como al calor del verano
con un cuerpo fuerte
sin ansias

Nunca dejarse llevar por el temperamento
con una alegría tranquila
comer cada día cuatro tazas de arroz integral
miso y algunos vegetales

En todo
pensar primero en los otros
ver, escuchar y entender
además, nunca olvidar
a la sombra de los pinos en los prados
estar en una pequeña choza con techo de paja

Si hay un niño enfermo al este
asistirlo
si hay una madre exhausta al oeste
ponerse al hombro los fajos de arroz
si hay un hombre moribundo al sur
decirle que no hay que temer
si hay una guerra o conflicto al norte
decir que sería mejor acabar con ello

Cuando hay sequía, derramar lágrimas
cuando el verano es frío, merodear perplejo
ser llamado imbécil por todos
no ser alabado
no ser culpado
quisiera convertirme
en una persona así


Rice field in Japan by ~pine-hill on deviantART

Fuente: Wikipedia