Me ha parecido un interesante ejercicio de auto-reconocimiento el Shea Glover, estudiante de preparatoria, que capta el maravilloso momento en que a sus entrevistados dice que para su proyecto está grabando lo que le parece hermoso.

Las reacciones hablan por sí mismas y cuentan -sin palabras- historias personales y reacciones genuinas de asombro y alegría.

Y sí, también tu eres hermos@.

Hoy el amanecer fue tan hermoso e imponente que por el sólo hecho de haber sido testigo de su existencia
puedo vibrar hoy las palabras del poeta Giussepe Ungaretti:

“Me ilumino de inmenso”

¡Cielos! | lluviafresca.com

¡Cielos! | lluviafresca.com

¡Aún es tiempo de salvarnos!

Puro sentimiento…

“Los humanos produciendo aire… Será divertido de ver”…

¡Gran mensaje!

Planta un árbol, escribe un libro y ten un hijo…

Y… ¿por qué no plantarlo ya?

Para pensar… ¿verdad?

Te recomiendo este video:

Hoy la mañana fue hermosa. Los pájaros del parque vecino despertaron especialmente contentos. Probablemente ellos sabían ya que el espíritu de Galeano volaría libre de los años y pleno en la luz.

Nosotros, quienes apenas tratamos de hacer crecer nuestras alas lo echaremos mucho de menos… el mundo necesita más que nunca humanos incluyentes, amantes de sus prójimos, con alegría por vivir.

Aquí un pedacito de Galeano:

Hemos encontrado la serie francesa de televisión “Minuscule” que nos encanta tanto por las sencillas historias hermosamente animadas en el campo como por su ligero sentido del humor.  Son pequeños cortos en donde se comparte cómo sería la vida de los insectitos desde su propio punto de vista y desde el primer momento atrapan la atención de los pequeños (y grandes, he de confesarlo). Actualmente se puede ver en la programación del canal 11-2.

Aquí compartimos un capítulo con ustedes por si aún no la conocen:

Y para estos ojitos cansados, un recuerdo de lugares lejanos:

One Night to L’Isle from Eric Peyrelier on Vimeo.

PD: Hoy volví a leer esta entrada. A mí me encanta viajar ¡y voy a lograrlo nuevamente!

Sé que esta entrada hará que más de uno levante sus cejitas. El México del siglo XXI aún tiene mucho que recorrer para aceptar que el amor es amor viniendo de quien venga y yendo hacia donde vaya. Sé que me dirán -como alguna vez lo han hecho- que el amor entre parejas del mismo sexo es algo contra natura que destruye las “buenas costumbres” de la sociedad.

Y aquí cabría pensar en que la sociedad de “buenas costumbres” ha permanecido impávida ante la masacre de millones de sus propios hijos en las guerras, no ha hecho mucho por proteger a los grupos minoritarios en desventaja (de haberlo hecho, sus desgracias serían mucho menores) y ha brillado por su ausencia en el intento de comprender y aceptar a quienes son diferentes al común denominador en lo que a creencias religiosas, científicas, culturales, raza, nivel socioeconómico y más se refiere.

Las relaciones que se afianzan con el detrimento de alguna de las partes, no son de amor ni sanas y no importa si son entre personas del mismo o distinto sexo.  El amor es constructivo, el amor protege, el amor nutre, el amor perdura.

Después de vivir tantos años en una sociedad en donde cada día es más común ver actos de violencia, odio e intolerancia, creo que hay que dejar que el amor reconstruya los tejidos rotos de nuestra sociedad. No apelo a la tolerancia, ya que “tolerar” significa “soportar” lo diferente; yo me inclino más bien por la aceptación de que cada quien debería ser libre de manifestar su identidad siempre y cuando no vulnere los derechos de los demás.

Creo que la humanidad sólo podrá salvarse por el amor.

Para los que trabajan por un futuro mejor para aquellos que más lo necesitan,

para los que no pierden la esperanza en la humanidad,

para quienes creen que no habrá justicia hasta que todos puedan alcanzarla,

para los que se esfuerzan por que los demás puedan contar con mejores oportunidades,

para quienes no pierden la fe en quienes han perdido el camino y trabajan para que ellos también la recuperen,

para quienes se comprometen con la ecología, para quienes hacen la diferencia en la vida de sus hermanos humanos…

¡para tantos humanos valiosos que hacen de esta humanidad un proyecto digno de existir!:

¡GRACIAS! Y felicidades en su día.

Y en este mundo de cabeza… ¿por qué no deliramos por un ratito?

He visto este cielo y me ha dejado maravillada. ¡Qué afortunados somos!

LAS NUBES
José Emilio Pacheco

En un mundo erizado de prisiones
Sólo las nubes arden siempre libres.

No tienen amo, no obedecen órdenes,
Inventan formas, las asumen todas.

Nadie sabe si vuelan o navegan,
Si ante su luz el aire es mar o llama.

Tejidas de alas son flores del agua,
Arrecifes de instantes, red de espuma.

Islas de niebla, flotan, se deslíen
Y nos dejan hundidos en la Tierra.

Como son inmortales nunca oponen
Fuerza o fijeza al vendaval del tiempo.

Las nubes duran porque se deshacen.
Su materia es la ausencia y dan la vida.

Llegaron por fin las enormes, envolventes, tremendas, rotundas, hermosas, inalcanzables, pródigas y perfectas nubes cargadas de lluvia esperanzadora.

¡Soy feliz!

“Lo que le falta a este mundo, es un poco de fantasía.”

-El circo de las mariposas


lullaby by *darkmello on deviantART

Post Navigation