La ira es una de las emociones que pueden meternos en serios problemas. Es muy importante que los niños y los adultos aprendamos a vivirla y disiparla de manera constructiva.

Esta es una manera efectiva:

Y esta de aquí, es para mi Chinito querido:

¿Qué les parece esta canción?

¡No se pierdan la película de El Principito! Una de las mejores para niños que haya visto.

Y a disfrutar la vida…

Apenas ayer tuve la fortuna de encontrar este corto y con gusto lo comparto con ustedes. Me hizo resonar algo adentro… para meditar profundo sobre nuestras elecciones de crianza con los hijitos.

“Alike” es un cortometraje animado dirigido por Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez
alike.es

Alike short film from psl on Vimeo.

Durante estos años hemos cultivado el interés por la música para niños. A pesar de que la cultura ha sido un ámbito severamente afectado por la falta de apoyo y los recortes presupuestales, hay guerreros del arte que siguen su vocación por llevar música de calidad, constructiva, actual, divertida y que son ocasión de aprendizaje y reflexión para los niños.

Entre estos grupos mexicanos, se reconoce la labor de Los Hermanos Rincón, Monedita de Oro, Patita de Perro, Bandula, Son de la Ciudad, Pepe Frank, Grupo Cántaro, Papiroplástika, Maruca Hernández, Los Botes Cantan, Borbonautas. ¡Son estupendos todos!

En esta ocasión, dejamos aquí una muestra: “Flor de Río”, a cargo del grupo Bandula.

Y esta canción va para la luz de mis ojitos… ese que me ha desvelado y alegrado tanto. Para aquel cuya sonrisa me ilumina por dentro.

Te amo Pascualito.

Me encantó este mensaje de respeto hacia todos nuestros hermanos humanos.

Apenas alcanza el metro y cada peca de su cara redondilla y temblorosa de frío brilla de felicidad, metida hasta la cintura en un arroyo claro, a la sombra de los árboles. Se asombra de cuántos pececitos grises ve en el fondo del agua, cómo nadan y parecen buscar -como ella- cada rayo de sol de esa mañana de verano. Arriba, las blancas nubes navegan su propio mar, con las velas hinchadas y luminosas.

Entre tanta vida, apenas escucha la algarabía de los más grandes, que juegan columpiándose de un árbol hasta tomar suficiente valor (o encontrar el límite de la fuerza) para caer en un chapuzón alegre a mitad del río en medio de las risas.

¡Cuánto daría porque el tiempo se detuviera allí, rodeada del cariño familiar, sabiéndonos parte de la naturaleza plena y con la seguridad de estar vivos!

El trabajo voluntario es invaluable, particulamente en lugares en donde la esperanza y alegría es difícil de conseguir día a día. Sus acciones permiten a quienes están atrapados en una difícil situación descansar y liberarse de su realidad aunque sea por un momento.

Aquí una muestra de las maravillas que logran en el ánimo de quienes más lo necesitan

Con todo mi corazón, Pascualito hermoso.

Conocimos a Cantoalegre hace unos años, de mano de Zopi y Gaviota en los programas de @Radiombligo. Es un reconocido proyecto colombiano dedicada a fomentar la música entre los niños con creaciones de óptima calidad tanto en forma como en contenido. Una maravilla más del proyecto es que permite la descarga de su variada propuesta musical de manera libre y legal desde este su sitio Cantoalegre: ¡Música libre!

Al disfrutar esta música para niños (y también no tan niños) se adivina que es resultado de trabajo concienzudo y paciente, cuyos ingredientes principales son el amor a los niños y todo el sabor colombiano.

Comparto aquí una de sus tantísimas canciones hermosas; se llama “Carta al viento” y probablemente ustedes ya la han escuchado pues de vez en cuando la incluían en Discovery Kids.

Por último, y para cerrar con broche de oro, la agrupación ha preparado un disco especial para esta temporada navideña llamado “Cantoalegre canta Navidad” que no tiene pierde. ¡Anímate y escúchalo! Quedarás muy contento, disfrutando esta música con fondo y muy cercana al sentido verdadero de la Navidad. Lo encontrarás disponible también en musicalibre.com.co

¡Larga vida a Cantoalegre!

Para no perderte sus noticias:

¡Feliz Navidad con Cantoalegre!

Un abrazo a todos en esta Navidad, que Jesús nazca en nuestros corazones y veamos al mundo con ojos de niño, llenos de alegría, ilusión, amor y esperanza.

Si queremos ¡podremos!

Aquí el obsequio de Cantoalegre para calentar los ánimos y corazones esta Navidad:

A nuestra familia le encanta la música de Luis María Pescetti.  Disfrutamos la frescura, cariño, ternura, disfrute y comprensión del mundo estupendo de los niños que comparte en cada canción.

Hoy escuché la que se llama “Hombre Araña” y me recordó lo tanto que disfruta Pascual sus múltiples identidades secretas de súper héroe y de cómo le emociona unir personalidades, poderes y disfraces, pues nada mejor que la máscara especial, los guantes de invierno, los tenis antiderrapantes y el pantalón de pijama para acabar con los malosos…

Ustedes comprenderán que no estoy autorizada a dar declaraciones sobre la verdadera personalidad del Hombre Araña -y la verdad, es un secreto de familia muy guardado- por lo que mejor me limitaré a incluir una foto de su última y trepidante aventura por salvar el universo. Salió muy guapo ¿verdad?

"No imagino el mundo sin vos, gracias por estar, infinito hombre araña" LM Pescetti

“No imagino el mundo sin vos, gracias por estar, infinito hombre araña” LM Pescetti

Aquí la canción en versión comentada por el autor:

 

Y aquí la versión sin cortes:

A Pascualín le encanta TV Once Niños. De la nada, empieza a cantar las nuevas cancioncitas como las siguientes. Cuando lo escucho, me ilumina un rayo de sol porque -según mi teoría- un niño que canta nomás porque sí, es un niño feliz.

Encontré esta entrevista que es imperdible del gran científico Michio Kaku sobre la genialidad innata de los humanitos, misma que la sociedad elimina a base de forzarlos en la educación “estándar”.

Nos encantan los cuentos. Y más este, que nos ha parecido una maravilla. Se llama “La Flor de la Verdad” y originalmente era una leyenda oriental que fue hábilmente adaptada por Mario Iván Martínez a nuestro contexto histórico azteca. Ojalá les guste tanto como a nosotros.

Post Navigation