Me encantó este mensaje de respeto hacia todos nuestros hermanos humanos.

El trabajo voluntario es invaluable, particulamente en lugares en donde la esperanza y alegría es difícil de conseguir día a día. Sus acciones permiten a quienes están atrapados en una difícil situación descansar y liberarse de su realidad aunque sea por un momento.

Aquí una muestra de las maravillas que logran en el ánimo de quienes más lo necesitan

Con todo mi corazón, Pascualito hermoso.

Conocimos a Cantoalegre hace unos años, de mano de Zopi y Gaviota en los programas de @Radiombligo. Es un reconocido proyecto colombiano dedicada a fomentar la música entre los niños con creaciones de óptima calidad tanto en forma como en contenido. Una maravilla más del proyecto es que permite la descarga de su variada propuesta musical de manera libre y legal desde este su sitio Cantoalegre: ¡Música libre!

Al disfrutar esta música para niños (y también no tan niños) se adivina que es resultado de trabajo concienzudo y paciente, cuyos ingredientes principales son el amor a los niños y todo el sabor colombiano.

Comparto aquí una de sus tantísimas canciones hermosas; se llama “Carta al viento” y probablemente ustedes ya la han escuchado pues de vez en cuando la incluían en Discovery Kids.

Por último, y para cerrar con broche de oro, la agrupación ha preparado un disco especial para esta temporada navideña llamado “Cantoalegre canta Navidad” que no tiene pierde. ¡Anímate y escúchalo! Quedarás muy contento, disfrutando esta música con fondo y muy cercana al sentido verdadero de la Navidad. Lo encontrarás disponible también en musicalibre.com.co

¡Larga vida a Cantoalegre!

Para no perderte sus noticias:

¡Feliz Navidad con Cantoalegre!

Un abrazo a todos en esta Navidad, que Jesús nazca en nuestros corazones y veamos al mundo con ojos de niño, llenos de alegría, ilusión, amor y esperanza.

Si queremos ¡podremos!

Aquí el obsequio de Cantoalegre para calentar los ánimos y corazones esta Navidad:

A nuestra familia le encanta la música de Luis María Pescetti.  Disfrutamos la frescura, cariño, ternura, disfrute y comprensión del mundo estupendo de los niños que comparte en cada canción.

Hoy escuché la que se llama “Hombre Araña” y me recordó lo tanto que disfruta Pascual sus múltiples identidades secretas de súper héroe y de cómo le emociona unir personalidades, poderes y disfraces, pues nada mejor que la máscara especial, los guantes de invierno, los tenis antiderrapantes y el pantalón de pijama para acabar con los malosos…

Ustedes comprenderán que no estoy autorizada a dar declaraciones sobre la verdadera personalidad del Hombre Araña -y la verdad, es un secreto de familia muy guardado- por lo que mejor me limitaré a incluir una foto de su última y trepidante aventura por salvar el universo. Salió muy guapo ¿verdad?

"No imagino el mundo sin vos, gracias por estar, infinito hombre araña" LM Pescetti

“No imagino el mundo sin vos, gracias por estar, infinito hombre araña” LM Pescetti

Aquí la canción en versión comentada por el autor:

 

Y aquí la versión sin cortes:

A Pascualín le encanta TV Once Niños. De la nada, empieza a cantar las nuevas cancioncitas como las siguientes. Cuando lo escucho, me ilumina un rayo de sol porque -según mi teoría- un niño que canta nomás porque sí, es un niño feliz.

Encontré esta entrevista que es imperdible del gran científico Michio Kaku sobre la genialidad innata de los humanitos, misma que la sociedad elimina a base de forzarlos en la educación “estándar”.

Nos encantan los cuentos. Y más este, que nos ha parecido una maravilla. Se llama “La Flor de la Verdad” y originalmente era una leyenda oriental que fue hábilmente adaptada por Mario Iván Martínez a nuestro contexto histórico azteca. Ojalá les guste tanto como a nosotros.

Y tu… ¿qué consejo darías a alguien más joven que tú?

¡Qué gran noticia! Nos encanta conocer propuestas culturales impulsadas por el amor al arte y amplio conocimiento de causa dedicadas a difundir la cultura.

Encontramos la gran noticia de que el Museo de la Historia del Títere está estrenándose en Tepotzotlán, Estado de México:

¡Bravo por la idea y el esfuerzo!
¡A visitarlo!

Y aquí va este video para mi Hermanito, que pasaba tardes enteras jugando canicas, coleccionándolas, tirando torres con ellas y acabando con las rodillas de los pantalones con mucha felicidad.
¡Te quiero Hermanito!

Lo único que le faltó al video fue el soundtrack que Cri-crí preparó proféticamente para el caso:

Desde hace unos años Pascual ha descubierto 31 minutos y desde entonces no se pierde sus capítulos. Aquí aún son transmitidos por Canal 11, pero encontrarlos en Youtube fue una maravilla para su pequeño fan, pues se arma sus “chiqui-maratones” de 3 capítulos seguidos.

A nosotros también nos encanta, empezando por su canción tema:

Aquí un capitulín de muestra, para quien aún no conozca la serie:

¡Que lo disfruten!

¿En verdad eres el adulto que te hubiera gustado ser cuando niño? No, no me refiero a que serías astronauta o inventarías el remedio para tanto zipi-zape del mundo, sino a que cuando conocías a un adulto agrio, egoísta, enojón o que sólo pensaba que su opinión era importante porque era “el de la experiencia” te prometías que cuando crecieras no serías como él/ella; y probablemente ocurría de la misma manera que cuando te topabas con alguna persona luminosa pensabas “Así seré yo de grande”.

Sé que saldrás muy bien librado de la prueba y por ello te felicito. Sin embargo pienso en tanta gente que -a todas luces- distan mucho de ser aquellos niños sonrientes, divertidos y juguetones que en alguna época se reían chimuelamente. En honor a quienes viven o ya han dejado la infancia airosamente y cuyos ojos brillan con luz de vida y asombro aún, propongo festejar este día siguiendo estas sugerencias:

  1. Hacer especial este día por cosas distintas a comprar obsequios
  2. Pasar más tiempo con los niños y dejar que nos contagien su alegría por vivir
  3. Abrazarlos, besarlos y acurrucarnos para tomar una rica siesta juntos
  4. Dejar que se asome el niño que aún vive en nuestro interior a asombrarse con el cielo,  que brinque con la lluvia, que ría hasta que duela la panza, que disfrute una buena guerra de almohadas, que elija (al menos por este día) el postre que quiera aunque quede fuera del
  5. ¡Disfrutar la vida! que -hasta donde se sabe- sólo tenemos un tanto segura la del día de hoy… 🙂

“Hay soledad en el hogar sin bulla, sin noticias, sin verde, sin niñez”

César Vallejo
(Poeta peruano)

Foto: http://pixabay.com/es/users/Skitterphoto-324082/

Foto: http://pixabay.com/es/users/Skitterphoto-324082/

 

Pascual ha tenido tos. Como no disminuía a pesar de los remedios caseros y el descanso decidimos ir con la Doctora, que le envió antibiótico con expectorante.

A partir de allí ha sido un ir y venir ininterrumpido de Pascual al espejo, siempre cargando su muñeco. Como no parecía muy contento con el reflejo, le pregunté qué pasaba. Me contestó desanimado:

“Es que no funciona mamá. Ya llevo varias cucharadas de esa medicina y no sé hasta cuándo se notarán los músculos de mis pectorales.”

Pectorales

 

¡Si esto es a los 6 años…! Y dicen que las mujeres somos más vanidosas.  ¿Será?

Post Navigation